Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El cajón de los retales   -   Sección:   Opinión

¿Podrá caminar sola?

Elena Villanueva
Redacción
lunes, 23 de mayo de 2005, 22:19 h (CET)
En un año y medio gran parte de los fondos que España recibe de la Unión Europea se reducirán drásticamente hasta que, como muy tarde en el 2009, desaparezcan totalmente. Entonces España, tendrá que empezar a caminar sola.

España lleva recibiendo desde 1983 miles de millones de euros de los fondos de cohesión y fondos estructurales. En el reparto del presupuesto comunitario para el período 2007-2013 dejaríamos de percibir las ayudas pertenecientes a los fondos de cohesión al superar el 90% de la renta media europea por la entrada de los diez nuevos socios. Lo mismo ocurriría en algunas comunidades con los fondos estructurales. Esto supondría un duro varapalo para España, que dejaría de embolsarse casi 1.500 millones de euros.

El Gobierno español busca poder seguir recibiendo estas ayudas al menos hasta el 2013, fecha hasta la cual se ha negado la presidencia europea, que actualmente ostenta Luxemburgo. Los diez nuevos países que se incorporaron a la Unión Europea hace algo más de un año serán, a partir del 2007, los principales beneficiados del presupuesto comunitario, sobre todo Polonia, ya que su nivel de desarrollo es bastante inferior al de la UE-15.

La salvación, al menos momentánea, ha sido la propuesta de la presidencia de la Unión Europea, que pretende que nuestro país no deje de percibir totalmente las ayudas que recibe por los Fondos de Cohesión, sino que se abra un período de transición de dos años que suavizaría las consecuencias.

Medida a la que se oponen países como Alemania, Francia o Suecia, que además pretenden reducir para el próximo periodo, la aportación al presupuesto comunitario al 1% del PIB mientras que la Comisión propone mantenerlo entre el 1,06% y 1,09&.

La frase “Cofinanciado por la Unión Europea” corre peligro de desaparecer, ya que no sólo se reducirán los fondos de cohesión, sino que desaparecerán los fondos estructurales en muchas regiones de nuestro país.

España junto a Grecia, Irlanda y Portugal han estado recibiendo estos fondos desde 1993 por tener un PIB inferior al de la media europea y no llegar al 90%.

Con estas ayudas se financian proyectos destinados a mejorar el medio ambiente y la integración en las redes transeuropeas de transporte. Además, gracias a estas acciones, se contribuye al desarrollo sostenible de dichos Estados y al refuerzo de la cohesión en la Unión Europea.
España ha sido el principal benefactor de estas ayudas recibiendo casi el 60% del total, algo que le ha permitido desarrollarse y convertirse en una nación competitiva dentro de la Unión Europea.

Poco después de cumplirse el primer aniversario de la incorporación de diez nuevos países a la UE-15, España pierde puntos a la hora de seguir recibiendo estas ayudas. Con la incorporación de estas naciones, bastante más pobres que las de la Europa de los 15, la media de la renta por habitante disminuye por lo que ahora ya sí, España se encuentra por encima del 90% de la media comunitaria. Aunque sea por lo que se denomina efecto estadístico, España ya no pertenece al grupo de los países receptores de estos fondos.

Asimismo, España recibe algo más de 50 mil millones de euros en concepto de fondos estructurales que van destinados a las regiones más pobres, cuya renta per cápita esinferior al 75% de la media comunitaria. Estos territorios son denominados “Objetivo 1”, mientras que las regiones que, afectadas por el efecto estadístico, superen el 75% de la media europea se denominan “Objetivo 1 bis”, como es el caso de Murcia, Asturias, Ceuta y Melilla. Regiones que comenzaran en 2007 a recibir el 66% de lo que venían percibiendo y esa cifra se iría reduciendo paulatinamente.

Andalucía, Castilla la Mancha, Galicia y Extremadura continuaran recibiendo la totalidad de las ayudas, ya que continúan siendo “Objetivo 1”. Mientras que comunidades como Castilla y León, Valencia o Canarias dejaran de recibirlas al haber superado la media por su propio desarrollo económico.

De poco le han servido a España que Zapatero haya apoyado el sí en el próximo referéndum francés, o que haya acudido a hacer campaña en Alemania ante las elecciones regionales porque sus colegar europeos, Chirac y Schroder respectivamente, tienen muy claro que no apoyarán la propuesta española de mantener los fondos, al menos, tres años más. Decisión que debería estar tomada en el encuentro de Ministros Europeos que tendrá lugar a principios de junio.

Reunión en la que además, a petición de la presidencia Luxemburguesa, se tratará la posible eliminación progresiva del “cheque británico”que recibe el Reino Unido desde hace 20 años. Este es una devolución neta de las arcas comunitarias a Londres que logró Margaret Thatcher en 1984 como compensación por el escaso beneficio que su país obtenía de los fondos europeos y de la PAC, por valor de 4.500 millones de euros anuales.
Medida que según anunció ayer domingo el ministro de Asuntos Exteriores británico, Jack Straw, hará que gran Bretaña haga uso de su derecho a veto.

En unas semanas pues, España se juega gran parte de su futuro desarrollo económico que depende, y mucho, de los fondos europeos. Fondos que, no debemos olvidar, tienen como función reforzar la cohesión europea, pero con fecha de caducidad.

España debe empezar, pasito a pasito, a caminar sola.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris