Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Urdangarín declara hoy de nuevo

La infanta le acompaña a Palma de Mallorca
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 26 de febrero de 2012, 14:38 h (CET)
Hace meses que se habla de Iñaki Urdangarín, Duque de Palma, como imputado en cinco presuntos delitos: evasión de impuestos, fraude fiscal, prevaricación, falsedad documental y malversación de caudales públicos. Las empresas que en su día creó el duque conjuntamente con su socio Diego Torres le han imputado en un reguero de indicios que han hecho que el implacable, por suerte para todos, juez José Castro le llamara a declarar ayer, siguiera con el interrogatorio hoy y es posible que esto se alargue hasta mañana lunes o los días que su señoría necesite.

El marido de la Infanta Cristina de Borbón, séptima en la línea de sucesión de la corona española, ha levantado una gran expectación mediática no sólo debido a sus imputaciones, sino también por ser el primer miembro de la Familia Real que debe rendir cuentas ante la justicia.

El disgusto del Rey

El Rey Juan Carlos, aseguran personas allegadas, tiene un gran disgusto y no entiende cómo su yerno preferido ha sido capaz de poner en peligro la Corona española, es tanto el disgusto del Monarca que aseguran fuentes de toda solvencia, aunque sin nombre y apellidos, que no quiere ver a su yerno.

El portavoz de la Casa del Rey dijo en el pasado noviembre que consideraban la conducta de Urdangarín de “poco ejemplar”, al hilo de esta manifestación se me antoja que la Institución Monárquica con esta expresión quiso deshacerse de uno de los miembros de la familia para distanciarse de él ante una posible condena penal.

Familia rota

La familia real española no es un a piña, en sus distintos miembros los problemas son habituales y sólo se les ve maravillosos y estupendos cuando posan en verano durante sus vacaciones en Palma de Mallorca. La imagen de una familia española normal que se apoya en los malos momentos y se lo pasa bien en los buenos no es la que esta dando la familia Borbón.

El Rey cuando conoce las presuntas implicaciones de su yerno con la justicia, le “sugiere” que se busque trabajo lejos de Barcelona donde vive con la Infanta y sus cuatro hijos. Es por eso que los Duques se van a vivir a Washington, tomando las de Villa Diego ante los negros nubarrones que se cernían sobre ellos.

Los duques de Palma marchan a América

Oficialmente Telefónica había hecho una oferta laboral que el Duque de Palma no podía dejar escapar y que le obligaba dejar su país, su casa y con la familia comenzar una nueva vida en América.

Pronto se supo en los círculos, siempre bien informados, que al duque no sólo se le había ofertado un trabajo superior sino que su “exilio dorado” había sido una imposición real.

Con el duque marcharon a “hacer las Américas” la Infanta Cristina que dejaba su trabajo en la Caixa de Barcelona aunque llegó a un acuerdo con la entidad para seguir realizando su trabajo desde la lejanía, tal vez los hijos de los duques eran los que más ganaban con el traslado, a los niños los cambios les gustan, además iban a ir un colegio de élite, como en Barcelona, y a lo que renunciaban, que es mucho, era a estar con sus amigos, de pequeños se tiene un saco de ellos, y a ver a su familia paterna con la que estaban muy unidos, a su tía en Barcelona y a los abuelos en Vitoria.

Les gustaba mucho Barcelona

Digamos que quien peor lo pasó fue el matrimonio, les gustaba vivir en Barcelona, la Infanta llevaba años siendo “la nostra” y el duque, aunque vasco de nacimiento, se había criado en el mundo del deporte de élite en esta ciudad. Además la pareja había creado su nido de amor en la zona perfumada de Pedralbes.

Los duques de Palma llevaban una vida tranquila, nada de fiestas palaciegas, nada de salidas relumbrantes, nada de tomar parte en la vida social de la ciudad. Su vida estaba centrada en sus hijos, en los juegos de éstos, en la vida de los chicos y en alguna salida privada con algunos pocos amigos de la pareja.

Las visitas de la familia de Cristina a su casa de Pedralbes era mas bien pocas, se sabía que la Reina y la hermana de ésta habían participado en alguna fiesta de cumpleaños, pero del Rey se sabe bien poco de que frecuentara aquel chalet. Tampoco los Príncipes de Asturias eran habituales en la casa a pesar de que los Duques de Palma habían apoyado al Príncipe cuando decidió casarse con Letizia Ortiz e incluso hicieron de “carabina” cuando el noviazgo todavía no era oficial.

Los sacrificios del Rey

El Rey tuvo una educación estricta, es militar y sabe cuántos sacrificios tuvo que hacer desde muy temprana edad para ser Rey de España, por ello no comprende que un miembro de su familia, sabiendo su historia y conociendo lo difícil que mantener en pie una monarquía, haya podido incurrir en supuestos delitos que siempre pueden enturbiar el buen hacer de un monarca.

La prensa durante años trata con guante de seda a los Reyes

Creo, de todas maneras, que el Rey sólo piensa en él, en la Institución que dirige y poco en la familia. Desde hace muchos años hemos sabido, pública y privadamente, que el Rey no le ha sido fiel a la Reina, que la historia de amor que hilvanaron el día en que se conocieron en la boda de los Kent ha sido un reguero de despropósitos en su vida conyugal, claro está que nunca ni el Rey ni la Reina fueron desprestigiados por un escándalo público, probablemente, si se me permite, porque la prensa durante muchos años ha acariciado a esta familia que ha significado el mejor pasaporte para España en el mundo.

Algún día, claro está, se debería saber que los miembros que forman la familia Real Española, como seres humano que son, tienen defectos, unos se conocen y otros no.

Iñaki imputado

Si se condena a Iñaki será un serio traspiés para la Corona, de hecho ya lo ha sido el escándalo vivido en estos meses desde que se conoció que tendría que acudir al juzgado en condición de imputado. De facto muchos ya le han condenado antes de que la justicia dicte su veredicto. En un estado de derecho la presunción de inocencia es fundamental pero ante tantos indicios de culpabilidad como se han aireado desde algunos medios de comunicación y desde algunos programas televisivos la premisa de que nadie es culpable hasta que no dictamine un juez se ha olvidado y algunos periodistas han acabado suplantando las funciones de la judicatura decidiendo que Iñaki Urdangarín es culpable antes de ser juzgado.

Comportamiento poco ejemplar de la Casa Real

La Monarquía española está pasando por sus peores momentos. Aunque yo no entiendo cómo la familia real, a la que nos muestran como núcleo vital de la sociedad española, evitó hacer frente al problema y echó a cajas destempladas a la Infanta y a Iñaki hacia tierras americanas. Es incomprensible, las medidas tomadas por la Casa Real son impropias de seres inteligentes, seguro que están muy mal informados y mal aconsejados, eso suele ocurrir.

La periodista Pilar Eyre en su último libro, “La soledad de la Reina”, líder de ventas desde hace muchas semanas, deja al descubierto la soledad de la Reina Sofía, una mujer que hace años sólo ejerce sus funciones a cambio de no tener marido, el Rey hace su vida en un espacio de la Zarzuela, el Palacio es grande y permite a los miembros familiares vivir en él sin verse.

Siguiendo con las informaciones de Pilar Eyre y de otros periodistas el Rey tiene ahora una relación con una princesa alemana, antes, mucho antes, ha tenido otras relaciones de mayor o menor duración. A mi hay muchos personas que me han hablado y mucho de cómo es el Rey en la intimidad por haber tenido ocasión de haberle tratado a través de relaciones de diferente duración.

Núcleo familiar roto

El núcleo de la primera familia española parece estar completamente roto en cuanto a relaciones personales se refiere, es quizá por eso que ahora, precisamente en este momento, la que fuera la primera novia “no oficial” de Felipe de Borbón, Isabel Sartorius , en un libro explica el calvario que vivió con su madre drogadicta pero aprovecha para hablar muy bien del Príncipe, de su carácter comprensivo, humano, cariñoso, inteligente, vamos, ningún roto para el heredero del trono de España, y también de su amistad con la esposa de éste, la princesa Letizia, de quién asegura que es muy íntegra.

Es decir, la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos, sólo están juntos para salvar la Corona y hacer bien su trabajo, de la Infanta Elena se habla poco y a los que peor parte les toca es a los duques de Palma.

Cristina se planta

La Infanta Cristina se ha posicionado ante todo el mundo y cuando se dudaba de su amor por su marido, Cristina que las está pasando canutas y siendo quizá conocedora de muchos de los problemas que atañen a su esposo, le ha acompañado a Palma de Mallorca y lo que es más, se ha enfrentado a su familia de la Zarzuela, ambos han estado en la residencia de los Reyes pocas horas antes de que el Duque de Palma tuviera que presentarse ante la justicia y han fijado para estos días su residencia en Marivent, la residencia de la Familia Real durante las vacaciones estivales.

Cristina de Borbón, con este gesto, ha puesto una mordaza a todos aquellos que daban por roto su matrimonio o que decían que se iba a divorciar porque así se lo había pedido el Rey.

La mujer de Iñaki

La mujer de Iñaki ha dejado los laureles de la Corona y se ha convertido en la mujer que sufre, lo ha expresado delante de todos los que están convencidos de que su matrimonio con el supuesto malversador y otros supuestos cuatro delitos se iba al garete. La Infanta ha dado una clase de humanidad digna de encomio, los mismos que dicen que está a punto de divorciarse de Iñaki dirán que la Infanta ha actuado como debía hacerlo, incluso los más sensacionalistas serán capaces de afirmar que lo ha hecho porque la Casa Real se lo ha exigido, creo todo lo contrario, Cristina de Borbón fue la primera de la familia que salió de Zarzuela para hacer su vida en Barcelona, se emancipó, buscó un piso, encontró un trabajo, y tenía un grupo de amigos y amigas con los que salía a navegar, de compras, al cine, a las discotecas, Cristina, creo, nunca pensó que iba a ceñir la corona pero siempre tuvo claro quién era, no escondió sus sentimientos y cuando se enamoró de verdad, no al estilo de sus progenitores, me consta que tuvo que bregar con ellos pues éstos no veían en Iñaki una pareja ideal para Cristina, lucho por su felicidad, llegó la boda, los niños y la vida en familia.

La más humana

Ahora que el escándalo forma parte de su vida se comporta con humanidad, sin prejuicios y tan en su línea habitual de trato con los seres que la rodean, lejos, claro está, de otros miembros de esa Casa Real a la que les importa poco el sufrimiento de la pequeña de la casa y sólo quieren que su barco real no naufrague. Como para confiar en ellos. Siempre nos quedará Cristina.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris