Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Récord en intolerancia

Antonio Sanz (Lérida)
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 24 de febrero de 2012, 15:13 h (CET)
El año pasado el gobierno catalán consiguió un triste récord. Sus inspectores impusieron más multas lingüísticas que nunca, en su mayoría a tenderos que tenían el letrero en español y no en catalán. Estas sanciones son algo único en el mundo. En Gales un comerciante puede rotular su tienda con libertad en inglés o en galés, sin que la administración le imponga el uso de uno u otro idioma. Igualmente en Tirol en alemán o italiano; en Bruselas en francés o flamenco o en Irlanda en gaélico o ingles. En todos los territorios bilingües del mundo con la única excepción de Cataluña existe libertad para rotular en el idioma oficial que el ciudadano desee, sin temor a sanciones. El gobierno catalán se ha convertido en líder mundial en intolerancia lingüística.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris