Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   #PrimaveraValenciana   Redes Sociales   -   Sección:   Opinión

Controlar lo incontrolable

Las redes sociales han jugado un papel fundamental en la evolución de la primavera valenciana
Gema Acevedo
@G_Acevedo
viernes, 24 de febrero de 2012, 08:39 h (CET)
Van a pensar ustedes que soy un poco pesada con esto de las redes sociales pero es que de verdad, el tema da para mucho. Si hace un par de semanas dedicaba mi columna a los intrusos que arruinan la imagen corporativa de una empresa por la mala gestión de sus páginas en las redes sociales, hoy es el turno de todos aquellos que utilizan sus perfiles en Facebook, Twitter y demás, de manera totalmente irresponsable. Y créanme, son muchos.

Porque el ser responsables con aquello que se dice, pero sobre todo con aquello que se escribe es algo que nos enseñan a todos los periodistas en primero de carrera. Otra cosa es que algunos lo cumplan, y otros no. Pero enseñarse, se enseña. Todo lo que se escribe o se cuenta alejado de esa responsabilidad, sin control, sin ser contrastado o verificado, atiende a la condición de rumor, de mentira. Es el medio de comunicación en el que se publica algo sin contrastar el que rectifica y aclara el error a sus lectores (como regla general).

¿Pero qué pasa en Facebook? ¿Qué pasa en Twitter? ¿Qué pasa cuando los rumores se convierten en noticia y no hay quien los pare? Pues pasan cosas como las ocurridas esta semana en Valencia. Publicar fotos pertenecientes a otros países y otras revueltas como si se hubieran tomado en la Calle Colón. Comentar imágenes de un suspuesto anciano ciego agredido brutalmente por un miembro de la Policía Nacional.  Utilizar a un menor de Madrid roto de dolor porque le echan de su casa para mostrar la brutalidad policial en las calles de Valencia. Alertar a manifestantes que grupos de extrema izquierda y de extrema derecha están infiltrados entre los presentes esperando armar follón. Todo con un fin, todo con un motivo. Dividir, enfadar, pulsar y pulsar el sentimiento primario del odio que hace aflorar lo peor de cada uno de nosotros. Demasiado peligro oculto en una herramienta tan potente al alcance de millones y millones de personas.

No defiendo a nadie pero los critico a todos.
Políticos, padres, alumnos, asociaciones. Con la mentira, la división y la irresponsabilidad no gana nadie. La educación y la sanidad son temas muy serios que deben estar por encima de camisetas, mensajes políticos o manifestaciones partidistas. El sistema sigue podrido, como ya lo estaba en mayo. Los españoles estamos mal, como ya lo estábamos antes. Dejemos ya las ideologías a un lado y unamos fuerzas utilizando el poderosísimo altavoz al alcance de los ciudadanos del siglo XXI, siempre con responsabilidad,  siempre desde la verdad, y siempre con el fin de sumar, nunca restar, crispar o dividir.

Comentarios
Enemy 24/feb/12    13:44 h.
Esther M 24/feb/12    11:02 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris