Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Amazonia: avanza el desierto

Mariano Estrada
Redacción
domingo, 22 de mayo de 2005, 04:21 h (CET)
Dada de escasa sensibilidad que, en términos generales, tiene la sociedad contemporánea con los asuntos que afectan negativamente a la naturaleza, el dinero (muy bien representado por las multinacionales, muy bien asistidas por los políticos), tiene el campo abierto para dar rienda suelta a la codicia. ¿Saben ustedes el tamaño que puede alcanzar ese monstruo?

El desierto avanza a medida que avanza la deforestación. Sólo en 12 meses (De agosto 2003 a agosto del 2004, según datos del gobierno brasileño) se han deforestado en La Amazonia 26.130 kilómetros cuadrados de bosques tropicales, un 6% más que el año anterior ¿Saben ustedes para qué? Para enriquecer a las multinacionales ¿Y luego qué? Luego nada, agricultura voluntariosa, pastoreo estéril y finalmente el desierto, porque “Lo cierto es que el suelo sobre el que crece la selva amazónica es inútil sin su cobertura selvática. Tiene una acidez muy alta y la región es muy susceptible a las inundaciones. En la actualidad más de160.000 km2 (a los que habrá que sumar los de este último año) de tierras deforestadas para la agricultura y ganadería yacen abandonadas y en proceso de convertirse en desiertos”. Imagínense las consecuencias climáticas.

A esta mala noticia se llega un año después de que el gobierno brasileño anunciara un paquete de medidas de 140 millones de dólares para reducir la destrucción. Y dado que la destrucción ha sido tan alta, hay dudas de que dichas medidas hayan llegado a aplicarse. Y en todo caso, queda bien patente su inutilidad.

Yo no sé el beneficio inmediato que esta aberración reporta al gobierno de Luis Ignacio Lula Da Silva, en quien tantas esperanzas había depositadas ¿Dónde, mejor que aquí, va a tener la oportunidad de poner zancadillas al mercantilismo desaforado y depredador contra el que debiera estar sin tapujos por conciencia, por coherencia, por compromiso con sus multiplicados electores?

En cuanto a nosotros, ciudadanos de un mundo privilegiado en el que se vive tan bien, creo que aún no somos conscientes del tamaño de la barbarie, pero ésta puede ser grande si, como parece, la conciencia del hombre se va sustituyendo definitivamente por el dinero ¿Catastrofismo? De eso nos acusarán los que tienen bien montado el negocio, pero, claro, ¿quién arregla, luego, el desaguisado?.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris