Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

La inutilidad de las cosas comunmente utilizadas

Juan Antonio Hurtado
Redacción
sábado, 21 de mayo de 2005, 05:51 h (CET)
A medida que avanzan los años nos damos cuenta de que las cosas cambian, no es que evolucionen para mejor o se hagan obsoletas, simplemente las cosas, las personas y nuestro entorno en general cambia. Siempre hay mentes nostálgicas que suelen ser las mentes viejas que nos recuerdan como eran las cosas hace apenas cuarenta años o quizás mas, cuando una persona mayor empieza a decirte como era la vida en su infancia cuesta creerlo y lo escuchamos con cierta incredulidad y comparando al mismo tiempo que sus palabras salen por su boca su infancia con la tuya.

El cambio que se produce en cada generación es considerable, antaño la comida en la sociedad española era escasa pero de calidad, las personas eran bondadosas, la vida era mas rural y en contacto con la naturaleza, una vida en general mas sana con valores humanos mas solidarios que los que actualmente poseemos. Podría considerarme a mi mismo un nostálgico de esa vida que no he vivido y que no me hubiera importado vivir, pues si no conoces otra cosa que lo que actualmente posees y si no conoces nada que pueda sustituirlo entonces das por aceptable, aun así tenemos que conformarnos con lo que nos ha tocado vivir, que no es poco.

Aun así hay cosas que no cambian, hay cosas que siguen igual años tras año y década tras década, y es cuando me formulo la pregunta que quizás mucho de vosotros también se han formulado algún día ¿Por qué con tanta tecnología e inventos extraordinarios aun no han mejorado cosas que han quedado obsoletas y que se utilizan? Eso es a lo que me refiero, por ejemplo el teletexto ¿Cuánto tiempo lleva el teletexto sin ninguna innovación? Deberían ya de una vez por todas mejorarlo, cuando pones el numero para buscar tarda tanto que et da tiempo de ir a la panadería a por el pan, no evoluciona el teletexto y yo me pregunto el porque, ahora ya no tanto pero hace años todo el mundo miraba el teletexto y aun así nadie se planteo mejorarlo, indignante. Otra cosa que no sirve para nada es el paraguas, ¿Para que sirve el paraguas? Para nada solo para mojarte, que se rompan las varillas que no tienen consistencia o simplemente el aire haga el resto y rompa el paraguas, el paraguas en si es incomodo para transportarlo ya sea abierto o cerrado, cuando lo abres chocas con todo y sin mencionar lo peligroso que es cuando algún inconsciente mueve el paraguas como si fuera una coctelera y veas tan de cerca una de las puntas de las varillas acercándote a tu ojo, después de usarlo esta tan mojado que empapa halla por donde va, en fin es innecesario, yo prefiero mojarme o ir por debajo de las cornisas antes que tener o utilizar un paraguas, es innecesario. También tenemos la eterna pregunta ¿para qué coño pondrán la primera y ultima rebanada de pan Bimbo? No lo entiendo ¿Acaso creen que alguien se las comerá? Podríamos buscarle utilidad pero supongo que la única que tiene es para cubrir las rebanadas consumibles, aunque claro cuando ya te has comido todo el pan y te quedan estas dos rebanadas siempre puedes hacer un esfuerzo y comértelas, echárselas al perro o hacer algún tipo de masa y tirarlas al balcón del vecino. En fin, solo dejar de manifiesto que hay cosas inútiles, obsoletas e inexplicables, que hay objetos que utilizamos todos los día y nunca llegamos a preguntarnos quien fue su inventor, porque lo hizo y porque no lo hizo mejor. De todas formas gracias a ellos nos mojamos tanto cuando llueve, desarrollamos la paciencia frente a la televisión y también nos hacemos un último sándwich cuando ya creíamos que no había nada para cenar.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris