Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El Consueta  

Eso no se hace, Patxi López

Félix Población
Redacción
viernes, 20 de mayo de 2005, 00:10 h (CET)
Debo confesar que sentí vergüenza ajena ante las imágenes mudas y envaradas de Patxi López y María San Gil el día que el primero dejó en evidencia, no ya su sentido político, sino las mínimas normas de cortesía. No se puede dar peor ejemplo de torpeza, impertinencia y sectarismo cuando el Partido Socialista y el Partido Popular tienen tantos motivos para el apoyo mutuo en Euskadi. Máxime después de que el secretario de los socialistas vascos recibiera, prioritaria y preferentemente, a los cómplices de ETA en el Parlamento de Vitoria, ese terceto de adustas señoras aquejadas de expresión, quizá por hablar al dictado.

Comparto íntegramente las opiniones vertidas en esa carta dirigida a Francisco López por varias víctimas del terrorismo, algún concejal socialista, la eurodiputada Rosa Díez y el siempre lúcido y templado filósofo Fernando Savater, cuyo entendimiento del llamado problema vasco abunda en perspicaces enfoques. Lo que menos se merecía María San Gil, en quien son de estimar su valor personal y valía política, era respeto y consideración.

Pero si la actitud de López es reprochable desde las más elementales pautas de urbanidad, en la misma medida cabe imputarle una irresponsabilidad obvia como líder político. Tal proceder es equivalente al que mantiene el Partido Popular desde su ejecutiva central con relación al pacto antiterrorista. Tan necio es no mantenerlo con el actual gobierno de la nación como sandia es la negación del secretario del PSE-EE al diálogo con María San Gil. Unos en Madrid y el otro en el País Vasco conjugan con sus respectivos comportamientos sendos episodios sumamente deplorables de los que ojalá no tengamos que arrepentirnos.

Patxi López, junto a su mala educación, ha exhibido una dosis notable de negligencia. Los populares y los socialistas comparten en Euskadi, además del riesgo de vivir y expresarse en libertad, la voz de los votos, trasvasada de unos a otros según coyuntura y frente a la imposición nacionalista de curso obligatorio. Eso es mucho para darle la espalda

____________________

Visita el Blog de Félix Población en Diariodelaire.blogspot.com

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris