Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Antes muerto que en silencio   -   Sección:   Opinión

De nuevo Martínez, de la UGT

Sí, el camarada Martínez, el mismo que amenazó con el despido a los que no secundaron la huelga aquélla del 29 de septiembre de 2010. Un ejemplo para la democracia
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
sábado, 18 de febrero de 2012, 07:55 h (CET)

Es que me pone de los nervios, me cabrea sobremanera que el camarada Martínez, de la UGT, ande paseando palmito y desvergüenza por estos mundos de Dios y encima adopte la actitud de víctima. No sé muy bien si mandarle al carajo, pasarlo por la quilla o, simplemente, ciscarme en sus muelas. A ver. Este tío es el exponente de lo que hay que expulsar del sistema si queremos que España no se termine de convertir en la basura de Europa, que camino llevamos. Un pájaro que alimentar aparte.

El excelentísimo señor Don José Ricardo Martínez, camarada Martínez para los colegas, es el secretario general de la UGT de Madrid… Sí, sí, si os debe de sonar, la UGT. Ese sindicato que se ha tirado siete años lamiendo la mano de su amo, y que, ahora que caen chuzos de punta, le esconde los rolex al rey león para que éste se arranque la camisa, entone una internacional que ha cubierto de mierda, agarre una pancarta y, al lado de su mascota, encabece manifestaciones varias.Pues resulta que el liberado camarada Martínez, a los 2.300 euros mensuales que cobra de la RENFE desde hace 20 años por no ir a su puesto de trabajo, hay que sumarle 180.000 que levanta en calidad de consejero de Caja Madrid. No está mal para un representante de los trabajadores. Suelen decir algunos que cuando existen golfadas de éstas, la culpa no es del que se lo lleva, sino del que se lo paga.

De acuerdo. Pero, lo que me repatea, es que el camarada Martínez se cachondee en mi cara.A ver. Al individuo le cogen con el carrito del helado. Alguien, sea del posfranquismo o  de la casa de su abuela, tiene el detalle de contarnos el negocio que tiene montado el camarada Martínez. Como es lógico, la prensa le interroga. Aquí es dónde, en lugar de reconocer la indignidad de su comportamiento, se sale por la tangente y vende su vida como si fuera Gandhi y estuviera borracho. A la pregunta de sí es verdad la información que le atribuye los treinta kilos, primero dice que no, para después decir que sí, pero que no, que la pasta no es para él, que se la queda el sindicato (será para abonar los desayunos del rey león). O sí o no. Pero eso no es lo que me molesta, la fauna ibérica porta en la sangre estos defectos.El cobarde camarada Martínez no reconoce el mensaje e intenta disparar contra los mensajeros, para escaparse de rositas.

Él, paladín de los trabajadores, denuncia que en un estado democrático no todo debería estar permitido, que este ataque que sufre es un intento de desacreditar a los sindicatos. Y, para rematar la estupidez, va y se descuelga hablando de la reforma laboral y de la manifestación del 19 de febrero. Mezclar aceite y agua. Vamos, que no te cuenta la vida y milagros de Pablo Iglesias porque a buen seguro que no se la sabe…Se puede tener más cara, pero no tan dura como la del camarada Martínez.Además. Que un sindicalista acepte esa cantidad como consejero de una Caja de Ahorros, que lo mismo da que se quede el dinero o lo invierta en relojes, sólo tiene la consideración de premio por callar y consentir. La mejor manera de controlar al proletariado es comprando a sus líderes. Así nos luce el pelo.

Comentarios
apteka cialis 20/jun/12    20:09 h.
Tomás Salinas 20/feb/12    08:11 h.
Casas Viejas 19/feb/12    21:15 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris