Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   Revueltas árabes   -   Sección:   Internacional

Libia celebra el aniversario del levantamiento contra Gadafi inmersos en la inseguridad

La vida para muchos libios ha mejorado después de los ocho meses de contienda
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
viernes, 17 de febrero de 2012, 14:38 h (CET)
Anoche ya se habían producido celebraciones espontáneas en las que hombres, mujeres y niños se echaron a las calles de Trípoli, Benghazi y otras ciudades.

"Pese a los problemas que sigue habiendo en el país, este es un día increíble y queremos celebrarlo", afirma una estudiante de ingeniería de 22 años llamada Sara en Trípoli. "Mira lo que hemos conseguido en este último año", destaca.

La vida para muchos libios ha mejorado después de los ocho meses de contienda, con el apoyo de la OTAN a los sublevados, y el caos que siguió al arresto y muerte de Gadafi, pero todavía sigue habiendo retos de seguridad y políticos de cara a los comicios de junio.

Retos para el gobierno

Mientras intenta construir un Estado democrático, el Consejo Nacional de Transición (CNT), que gobierna de forma interina el país, está tratando de imponer su autoridad en un país lleno de armas y formar una Policía y un Ejército operativos.

Milicias fuertemente armadas han ocupado el vacío, estableciendo pequeños feudos locales. Sus combatientes aseguran ser leales al CNT pero responden solo ante sus comandantes y a menudo mantienen enfrentamientos por disputas sobre el control del territorio.

Ezzieddin Agiel, que enseña ingeniería en la Universidad de Trípoli, advierte de que la inseguridad podría perturbar las elecciones.

"El mayor logro de la revolución fue el fin del régimen de Gadafi y el freno de la corrupción de su familia. Las elecciones reflejan la búsqueda de los libios para construir un Estado y una Constitución", opina. "La debilidad de las instituciones públicas podría llevar a serios problemas para Libia, que podrían ser difíciles de controlar", advierte.

Además de imponer el orden, el Gobierno también debe reconstruir las dañadas y viejas infraestructuras y reforzar un frágil sistema sanitario, judicial y educativo.

El Gobierno interino no ha organizado celebraciones oficiales a nivel nacional, en señal de respeto por los miles de personas muertos en el conflicto, que culminó con la captura y muerte de Gadafi el pasado 20 de octubre en Sirte. Sin embargo, se espera que el presidente del CNT, Mustafá Abdel Jalil, aparezca en Benghazi para la ocasión.

Las celebraciones en esta ciudad, la primera que se levantó contra los 42 años del yugo de Gadafi, comenzaron el miércoles por la noche con una marcha con velas para recordar la primera protesta hace un año.

El CNT cree que radicales partidarios de Gadafi podrían tratar de ensombrecer el aniversario, pero quizá el mayor riesgo en Benghazi los constituyen las protestas de partidarios de la revuelta inconformes con la situación actual.

El mes pasado, Abdel Jalil fue recibido en Benghazi por una multitud enfurecida que le lanzó objetos y que se quejaba de que el CNT estaba desatendiendo los valores de la revolución porque no era transparente en el modo en el que estaba gastando los ingresos por el petróleo y había incluido a funcionarios del anterior régimen.

"El CNT parece incapaz de abordar el creciente desencanto popular en su contra y en la de su presidente Mustafa Abdel Jalil sobre el proceso de transición", afirma Crispin Hawes, de la consultora Eurasia Group.

El levantamiento contra Gadafi comenzó en el este de Libia, en torno a Benghazi, inspirado por las protestas que habían derrocado a los presidentes de Túnez y Egipto, y a continuación se fue propagando por todo el país hasta que culminó con la caída de Trípoli a finales de agosto.

Gadafi fue abatido por combatientes rebeldes dos meses después tras ser encontrado escondido cuando huía de un ataque contra su ciudad natal, Sirte.

Varios de los hijos del exdictador están en el exilio en los países vecinos, pero el más conocido de todos, Saif al Islam, al que se veía como sucesor de su padre, fue apresado en Zintan, donde continúa retenido ya que los comandantes locales se niegan a entregarle a las autoridades en Trípoli.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Mueren al menos cuatro adolescentes por el choque entre un tren y un autobús en Francia

19 personas han resultado heridas, varias de ellas muy graves

El Parlamento británico da la espalda a May, que sufre su primera derrota sobre el Brexit

El Parlamento deberá crear una ley específica para el futuro acuerdo sobre el Brexit

Macron: "El mundo está perdiendo la batalla contra el cambio climático"

Rajoy garantiza que España cumplirá los compromisos para 2020

El partido de Maduro logra 308 de las 335 alcaldías del país tras el llamamiento a la abstención de la oposición

Con un 70% de los votos

Maduro pide a la Constituyente que impida que la oposición se presente a los próximos comicios

Por boicotear las elecciones locales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris