Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Cuidadito con la izquierda incendiaria que viene!

Rabiosos por no encontrar otro medio de darle la vuelta a la humillante situación a la que han quedado relegados
Miguel Massanet
miércoles, 15 de febrero de 2012, 07:52 h (CET)
Existe una frase bíblica que, es posible, que describa mejor que cualquier comentario razonado la situación de aquellos que, impotentes ante las razones de las urnas, despechados por el castigo que los ciudadanos les han inflingido por su mala gestión y rabiosos por no encontrar otro medio de darle la vuelta a la humillante situación a la que han quedado relegados; han decidido acudir al recurso de instalarse en la ilegalidad, utilizar al método de la fuerza y estar dispuestos a recurrir a la práctica del método de “tierra quemada”; con tal de que, aquellos en los que el pueblo español han confiado mayoritariamente su destino, a los que se les ha otorgado el derecho a cambiar el rumbo de España y se esfuerzan, desde el primer momento, en tomar aquellas medidas que, aunque impopulares, duras y evidentemente desagradables, son las únicas capaces de sacarnos de este infierno social y económico en el que nos han dejado el PSOE; acaben fracasando, aunque ello comporte la condena de España y los españoles a caer en el desplome económico y la subsiguiente degradación social, con sus secuelas revolucionarias y caos socio-político. Nos referimos, efectivamente, a la conocida máxima del Eclesiastés cuando dice: “Quien tira una piedra a lo alto, sobre su cabeza le caerá”

Un buen amigo mío, Jordi, uno de aquellos que sufrieron en primera persona la Guerra Civil del año 1936; y que presenció como se las gastaban en aquellos tiempos, los famosos “milicianos” y “milicianas”, ahora tan añorados por determinados grupos de izquierda; hace ya tiempo que vaticina, a la vista de cómo vamos evolucionando y de cómo se comportan estos grupos extremistas que parecen, cada vez, más incontrolables y que se van expresando con mayor franqueza respecto a lo que piensan y a los procedimientos expeditivos, de tipo totalitario, que estarían dispuestos a utilizar, por supuesto nada democráticos, para llevarse el agua a su molino; sin el menor respeto por las normas que, a su criterio, están para ser incumplidas; “Miguel, así como yo lo veo, esto lleva cariz de volver a aquellos tiempos del año 1936. Esto va a acabar a tiros”

Debo reconocer que pensé que estaba exagerando, pero, vistas algunas expresiones de determinados individuos del propio PSOE respecto a temas, que todos ya considerábamos como cosas del pasado, y las declaraciones de algunos miembros de partidos minoritarios, pero extraordinariamente activos, como la propia ERC o los comunistas del señor Cayo Lara, por no hablar de los dos sindicatos mayoritarios, CC.OO y UGT;  mostrándose dispuestos a prescindir de formalidades para pasar a la “acción”, entendiendo como tal la ocupación de las calles, las huelgas salvajes, la presión sobre los obreros y, siguiendo el ejemplo griego, el empleo de la fuerza y las medidas “disuasorias” con tal de obligar al Gobierno a ceder a sus presiones; empiezo a dudar de si, mi amigo, estaría en lo cierto.

Lo evidente es que, en los últimos días, hemos tenido ejemplos verdaderamente preocupantes de grupos, aparentemente reducidos pero bien dirigidos, que se van manifestando para protestar sobre cualquier medida que tome el gobierno; contra las decisiones de los tribunales de la justicia, contra los propios gobernantes –como viene ocurriendo en la comunidad de Madrid donde los Sindicatos apoyados por el PSOE (que no ha conseguido ganar desde hace muchos años), utilizan el método de intentar ganar la calle a base de insultar, denigrar, acusar y mentir descaradamente para ir en contra de la señora Aguirre que, desde hace tiempo, se ha convertido en el objetivo de toda esta izquierda antidemocrática, heredera de aquella que, en la famosa Revolución de Asturias del año 1934, se levantó en contra de la II República, por el sólo hecho de que estaba gobernada por la derecha, la CEDA, aunque el presidente del gobierno  era el señor Lerroux, un liberal. Figuras principales de aquellos hechos fueron señores como Pietro, Carrillo y, en Barcelona, el “idolatrado” por los separatistas, señor Company.

No hace falta insistir en la peligrosa situación en la que nos encontramos en la actualidad. Si Europa no aparta los ojos de nosotros y de la actuación del gobierno del señor Rajoy (afortunadamente parecen satisfechos con sus medidas de ajuste) las agencias de rating no dejan de pegarnos palos, como ha sido la degradación a A3, con descenso de dos escalones, que nos asignado la agencia Moody’s; y ya estamos temblando sólo de pensar en los efectos que estas medidas pudieran tener sobre nuestra deuda, la prima de riesgo y los intereses que debamos pagar por colocarla. Si el señor Rubalcaba no es capaz de actuar con sentido común apoyando al Ejecutivo y olvidándose de sus intereses partidistas y de su ideología y sectarismo izquierdista que, dicho sea de paso, se ha demostrado absolutamente ineficaz para evitar la caída del país en la recesión y, los sindicatos, no entran en razón y dejan de ir jaleando a la gente para que se levante contra el gobierno de la nación; mucho nos tememos que la situación puede empeorar y que, en lugar de sacar provecho para animar a las empresas a contratar y a esforzarse en tirar hacia delante ( falta que los bancos o el ICO vuelvan a dar crédito para reanimar nuestra abotargada producción), lo que va a ocurrir es que la demanda se retraiga más, los empresarios se refugien en la inactividad y los emprendedores en los que fiamos para inyectar savia nuestra en nuestras industrias, desistan de arriesgarse, con lo que, es evidente, las posibilidades de mejorar desaparecerán.

Sin la confianza de las bolsas y de Bruselas, no podremos colocar la deuda a buenos intereses y entraremos en una espiral fatal que nos conducirá, indefectiblemente, hacia la quiebra soberana lo que, como todos sabemos, nos llevará a ser expulsados del euro y confinados a un puesto anodino, sin posibilidad de conseguir créditos de las otras naciones. Es posible que haya algunos que prefirieran que las empresas, como ha ocurrido hasta ahora, al no tener medios para despedir el sobrante de personal, hayan recurrido a la quiebra con lo que, todo su personal, se ha quedado en el desempleo. Ahora, si existe la posibilidad de que el empresario pueda recolocar a su personal entre varias factorías, pueda reducir los salarios para evitar despedir o tenga la posibilidad de contratar más personal para determinadas puntas de trabajo, sin que ello suponga que, cuando le sobre, tenga que endeudarse para despedirlo; no hay duda de que, muchos jóvenes o personas mayores de 45 años, pueden salir del desempleo para conseguir un trabajo aunque sea eventual.

Ya sabemos que todas estas cuestiones no van a ser inmediatas pero, al menos estamos en el buen camino. Alguna vez debiera de llegar el momento en que se parara el despilfarro, la locura de las subvenciones y el desgobierno que ha caracterizado al gobierno anterior, para poner coto al desorden e incapacidad del Ejecutivo de ZP para dar paso a un gobierno sensato, decidido, valiente y bien visto desde las instituciones europeas. Cualquier intento de impedir esta reestructuración de la política nacional; cualquier locura que cometan los ciudadanos para impedir la  liberalización del mercado de trabajo, no tiene otra salida que el derrumbe definitivo de España. Y, sólo una apostilla: conviene que la izquierda no confunda paciencia con debilidad, no sea que de tanto tirar de la cuerda se vuelvan a encontrar con la horma de su zapato. O esta es mi opinión respecto a estos desagradables acontecimientos.

Comentarios
GSAxvXVTjY 17/ago/13    02:14 h.
bpYhcQTdAK 16/ago/13    11:10 h.
EuAjrbcBHK 06/may/13    09:50 h.
CWUVykuDYf 13/mar/13    22:44 h.
lmHOWSapqj 12/mar/13    15:05 h.
accutane 09/jun/12    07:05 h.
Hokie 09/jun/12    01:00 h.
Narcis 08/jun/12    13:01 h.
ALBERTO PAYARES 15/feb/12    18:13 h.
pepa camps 15/feb/12    13:38 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris