Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde tribuna   -   Sección:  

Un colégio de profesionalidad

Ángela Rodríguez

martes, 17 de mayo de 2005, 22:53 h (CET)
El juego arbitral no parece andar por los mejores momentos de su historia, y los árbitros, piezas fundamentales de la correcta consecución de un partido se convierten en héroes de un solo bando que vetan la objetividad con regalos a un equipo u otro.

Sin atreverme a juzgar la profesionalidad de los árbitros, sí critico la incorrecta posición de algunos que, dejándose llevar por el dinero o la predilección, hacen la vista gorda a situaciones límite en las que favorecer a un equipo puede cambiar el resultado del marcador.

Para ejemplificar este tipo de actuaciones pongamos un equipo como el Real Madrid que por norma general recibe el favor arbitral en todos sus partidos, y frente a este, el Real Betis que durante la Liga no ha dejado de sufrir percances: penaltis obviados, faltas descartadas, sorprendentes tarjetas amarillas, y un largo etc.

El sábado pudimos ver en el Ramón Sánchez Pizjuán una situación de favoritismo. Lo más extraño es que Burrull hasta el momento había sido un colegiado ejemplar, pero el galáctico club madridista lo descartó de la lista de profesionales para situarlo en una posición, al menos por el momento, muy desmejorada.

Desde la humilde opinión de una aficionada, el Colegio de árbitros debería ser también un Colegio de profesionalidad en el que se entrenaran a hombres, y mujeres (¿por qué ellas no pueden pitar en divisiones superiores?),no solo para conciliar y juzgar los partidos, sino para neutralizarse al pisar el césped.

Asimismo, también cabe destacar el buen trabajo de algunos árbitros que representan al “alumnado ideal” de estos colegios y cuidan de los equipos sin distinguir entre los fuertes y los débiles, como auténticos mediadores. El árbitro idóneo es aquel que medite sus acciones y juzgue decidida y justamente a los profesionales del balón, sin distinción de equipos. Entre estos destacan nombres como el de Iturralde González, Medina Cantalejo, Dauden Ibáñez o Mejuto González.

Para concluir aconsejo la lectura de la definición que la Real Academia de la Lengua da sobre el verbo arbitrar: “Referido a una competición deportiva, hacer de árbitro, cuidando de que se cumpla el reglamento”.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris