Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Obras de vida y obras de muerte

Miguel Rivilla
Lectores
@DiarioSigloXXI
martes, 14 de febrero de 2012, 14:01 h (CET)
Para cualquier cristiano medianamente instruido en su fe y en la Palabra de Dios, su principal referente,  sabe que toda persona libre en su peregrinar hacia el más allá, puede hacer obras que llevan a la muerte y obras que conducen a la vida eterna.

Quien se deja arrastrar por la carne, cosechará corrupción y muerte. Quien se deja llevar por el Espíritu, vida divina.

He aquí como se expresa con claridad el apóstol S.Pablo en su carta a los Gal (5,19-26) “Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, discordia, envidia, cólera, ambiciones, divisiones, disensiones, rivalidades, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne  que quienes hacen estas cosas no heredarán el reino de Dios. En cambio el fruto del Espíritu es: alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí. Contra estas cosas no hay ley”. Y los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con las pasiones y los deseos. Si vivimos por el Espíritu ,marcharemos tras el Espíritu”.

Nada más que añadir. Cada uno iluminado por la luz de Dios examine su proceder y obre en consecuencia.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris