Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   Urdangarín   -   Sección:   Opinión

Cuesta creerlo

Cuesta creer que un miembro de la Familia Real intente evadirse de pagar a Hacienda cuando esa familia vive de los impuestos que pagamos todos los españoles
Pascual Mogica
martes, 14 de febrero de 2012, 07:36 h (CET)
Sería faltar a la verdad si dijera que me sorprendo todo lo que se está diciendo sobre Iñaki Urdangarín, porque en los tiempos que corren y visto lo que está ocurriendo en este país donde las conductas irregulares se están dando con demasiada frecuencia, una muestra más de estos criticables procederes no creo que pueda sorprender a nadie.
   
No es que no me cause asombro lo que está sucediendo con el yerno del Rey, pero si debo decir que me escandaliza, sin que por mi parte afirme que todo ello pueda ser cierto, eso ya lo dirán los tribunales de justicia en caso de que sea verdad lo que dijo su majestad Juan Carlos I de que la Justicia es igual para todos. Todo ello puede suponer un gran escándalo porque este oscuro asunto gira alrededor de un miembro de la Familia Real, pero a mi lo que más me escandaliza es el que pueda ser realidad eso que se dice en los medios de comunicación que en todo este embrollo de los negocios de Iñaki Urdangarín, este montó un entramado de empresas para a través del mismo eludir el pago de impuestos, si esto es así el escándalo sería mayúsculo ya que cuesta creer que un miembro de la Familia Real intente evadirse de pagar a Hacienda cuando esa familia vive de los impuestos que pagamos todos los españoles de los cuales se nutren los Presupuestos Generales del Estado en los que figura el mantenimiento de la Casa Real y de sus habitantes, eso no sería solamente un fraude a la Hacienda Pública, más bien se trataría de un atraco perpetrado a los bolsillos de todos los españoles.
   
Son muchos los puntos oscuros que hay en todo este asunto, pero a mi me llama poderosamente la atención el que desde instancias jurídicas se diga que no se va a llamar a capítulo a la Infanta doña Cristina, cuando esta es, o fue, socia de esas empresas  y que ha utilizado fondos de las mismas a través de tarjetas de crédito, así se dice en distintos medios de comunicación, cuando a las esposas de otros, políticos y empresarios involucrados en casos de corrupción, sí se les ha llamado a declarar y alguna de ellas ha sido imputada, considero que si la Justicia es igual para todos no debería haber excepciones por muy importante que sea el personaje, pero ante la Justicia nadie debe ser preponderante sino que sea quien sea debe ser tratado de acuerdo con los protocolos establecidos  como modo de limpiar su imagen o por el contrario que se le apliquen los correctivos que proceden a fin de que pague su culpa.
    
Creo que este asunto debería ser despachado con la máxima rapidez y diligencia por parte de la Administración de Justicia ya que si se demora en demasía podría darse la circunstancia de que otros sintieran tentaciones insanas y actuaran de forma incorrecta al dejar de temer a los tribunales de justicia vista  la lentitud de los mismos a la hora de atajar “enfermedades” que podrían resultar contagiosas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris