Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Pastoral de la salud

José Carretero
Lectores
@DiarioSigloXXI
lunes, 13 de febrero de 2012, 13:50 h (CET)
Cuando se habla tanto contra la vida, viene bien hablar de la vida en plenitud. Decía el Papa Juan: “Llevo colgado en mi pecho el ángel de la muerte que no es un esqueleto con la guadaña en la mano, sino un Cristo del que salen rayos de luz y que significa la Vida en Plenitud.”

Quiero decir con esto, que dada mi edad, no puede tardar mucho tiempo mi muerte.

Seria bueno que en esta situación se hiciera lo que llamamos un TESTAMENTO VITAL. Hacer “un testamento vital” significa manifestar la propia voluntad sobre el tratamiento médico que se desea recibir o no recibir, en caso de padecer una enfermedad irreversible.

La Conferencia Episcopal presenta el siguiente modelo:

A MI FAMILIA, A MI MEDICO, A MI SACERDOTE, A MI NOTARIO.

“Si me llega el momento en el que no pueda expresar mi voluntad acerca del tratamiento médico que me vayan a aplicar, deseo que esta Declaración sea considerada como expresión de mi voluntad y pido sea respetada como si se tratara de un testamento.

Considero que la vida, en este mundo, es un don de Dios, pero que no es un don absoluto.

Se que la muerte es inevitable pero, desde la fe, creo que me abre el camino a la vida, junto a Dios. ¡Que no se acaba!

Pido que si, por mi enfermedad, llegara a estar en situación irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados.

Pido que no se me prolongue la vida irracionalmente y que se me administren los tratamientos adecuados para paliar el dolor.

Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte.

Deseo me ayuden a prepararme para este acontecimiento final.

Pido que los que tengáis que cuidarme, respetéis mi voluntad.

Para atenuaros cualquier sentimiento de culpa, redacto y firmo esta Declaración”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris