Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La musa   -   Sección:   Opinión

Gladiadores de la era moderna

Virginia Fernández Ruiz
Redacción
martes, 17 de mayo de 2005, 23:04 h (CET)
Dicen que el deporte es un conato de unión que favorece el acercamiento entre los pueblos, y estimula la voluntad de superación a través de la competitividad y la filosofía del esfuerzo y del sacrificio. Sin embargo también es cierto que el deporte es un inmenso negocio que mueve millones cada año, y que adquiere la mayoría de las veces una dimensión política latente o patente en algunas ocasiones, o de circo de feria en otras. Así mismo, el deporte provoca obsesión y fanatismo entre algunos de sus seguidores.

En nuestro país el Deporte Rey es el fútbol y provoca oleadas de entusiasmo. Es capaz de provocar concentraciones humanas indescriptibles y desencadenar terremotos violentos e irracionales. Los jugadores se convierten en héroes nacionales o en protagonistas de campañas publicitarias de marcas multimillonarias. Tan pronto aparecen haciendo un anuncio de Coca-cola, como anunciando un desodorante o una espuma afeitadora.

En el campo de juego escupen al contrincante si es necesario, dan patadas, o puñetazos en el suelo, insultan al árbitro o se chulean delante de sus compañeros. Unos auténticos gladiadores de la era moderna. El final de la liga y la victoria del Barça ponen de relieve una vez más lo visceral, populista e irracional del fútbol. Ese impulso que hace que la gente salte a las calles y grite, insulte y destroce el mobiliario urbano. Ese entusiasmo que hace que los jugadores catalanes revindiquen su poderío y salgan a la calle con sus banderas catalanas estrelladas.

A través del deporte se viven victorias políticas sobre el contrincante opresor y se gana la partida más allá del césped de cualquier estadio. Son batallas que los espectadores viven desde las gradas como propias, son corrientes eléctricas que llenan bares y que se apoderan de una ciudad.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris