Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La ONU pretende imponernos su ley

Miguel Massanet
lunes, 13 de febrero de 2012, 08:28 h (CET)
Sin embargo, el hecho de que, una serie de insensatos que, ni siguiera saben reconocer lo que es el concepto de patria, hayan logrado sumirnos en la antesala de la miseria, no quiere decir que la mayoría de los españoles por amor propio, por orgullo de pertenecer a una de las antiguas y más respetadas naciones del mundo, no sólo en cuanto a tener una historia llena de hechos notables y gestas inigualables, sino por su cultura, su legado artístico y literario, su civilización milenaria y sus descubrimientos y hazañas históricas; sino también por nuestra labor civilizadora allende nuestras fronteras, a donde llevamos la civilización, el progreso, el conocimiento y el modelo de cultura cristiana, la más adelantada de la época; no seamos capaces de reaccionar airadamente cuando, desde fuera de nuestras fronteras, desde un organismo tan desacreditado como es la ONU, desde una de las infinitas comisiones  que pululan en aquella colmena de despachos en la que se ha convertido un organismo que, en teoría, debiera dedicarse a velar por la justicia y el bien de la humanidad; pero que, desgraciadamente, no ha conseguido más que malgastar el dinero de quienes lo promocionan, en hazañas fracasadas, empresas utópicas y divulgaciones insensatas destinadas a conseguir hacer proselitismo de idearios de izquierdas, como es el caso de la promoción del aborto como un derecho de la mujer, sin tener en cuenta los millones de fetos masacrados que se producen en la humanidad amparados en tales doctrinas.

Al parecer, esta oficina tan atareada y de tan rimbombante nombre, la oficina de la “Alta  Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, por medio de la señora Navi Pillay ha pedido a España nada menos que “la derogación de la Ley de Amnistía de 1977”. Aparte de constituir una intromisión intolerable en los asuntos de una nación; de no tener conocimiento ni de los motivos por los que ha sido condenado el señor Garzón, ni de haberse molestado en  enterarse, consultando al Gobierno español, antes de atreverse a emitir semejante majadería; lo que sí resulta evidente es que, esta oficina, carece de toda objetividad e imparcialidad porque, lo que sí resulta patente es que han hecho caso de los infundios que la izquierda, incluida la española, ha difundido por medio de su propaganda, sus manifestaciones y sus protestas para crear un ambiente desfavorable a la Justicia española fuera de nuestras fronteras, al fracasar en su intento de influir, desde dentro del país, en nuestro más alto tribunal..

Veamos, señores, cuales son los motivos de esta repentina ojeriza que, otra vez, se viene a sumar a la intolerancia que hemos tenido que soportar durante nuestra historia, basada esencialmente en la envidia, el rencor, la impotencia y la frustración de muchas naciones de nuestro entorno ante nuestros éxitos, nuestras conquistas, nuestros descubrimientos y, por qué no decirlo, nuestra bravura cuando se ha intentado conquistarnos. Desde Indibil, Mardonio y Viriato pasando por Sagunto y Numancia, Guzmán el Bueno y el reenvío de Napoleón Bonaparte, envuelto en el celofán de la derrota ,de vuelta a la tierra de los gabachos; todos aquellos que han querido doblegarnos, en los pocos casos que lo han conseguido, ha sido a costa de haber tenido que eliminar hasta el último de los defensores de nuestra tierra. Es conocido que la ONU, en la actualidad, está en manos de unas pocas naciones entre las que destacan los .EE.UU. Rusia, China, Reino Unido y, Francia que son las que tienen la facultad de veto a las que hoy podríamos añadir, por su influencia, Alemania, Brasil, la India; aparte de 10 miembros no permanentes que se renuevan cada dos años. La Guerra civil española de 1.936 cogió a Europa descolocada, en una situación de preguerra, con lo que se denominó el EJE, y ello permitió a la comunista Francia y a la expectante URRS, intentar hacerse con España para asegurarse una posición importante de la reciente revolución rusa, desde el Báltico cal Mediterráneo.

Sin duda, la victoria del general Franco constituyó un fracaso para Rusia y una bofetada para Francia que, además, tuvo que apechugar con los exiliados españoles que ocuparon todo su flanco sur. Las Brigadas Internacionales que pensaron que vendrían a España para un paseo militar, pronto se dieron cuenta de que tenían un hueso duro de roer y acabaron por tener que irse a sus países con el rabo entre las piernas, algo que nunca han sabido perdonar a la derecha española. Ellos, sin duda,, junto a E. Hemingway, que fue el promotor de la leyenda negra de los “nacionales”, con su documental “Tierra española” y, especialmente, con su novela “ Por quien doblan las campanas”,  fueron los que más contribuyeron a esparcir la gran mentira a cerca de lo que fue la República del Frente Popular y los que se ocuparon de divulgar la leyenda de la “legitimidad” de una República que ya había dejado de existir cuando España, con el señor Negrín de jefe del Gobierno, no era más que un representante más de la Unión Soviética que intentaba, inútilmente, convertir lo que les quedaba bajo su dominio en un satélite de la Internacional Socialista. De aquellos polvos estos lodos. Los posos de desinformación, difusores de las izquierdas y aquellos que siguen empeñados en desestabilizar el gobierno de derechas, que se ha hecho con el poder en España; van a seguir intentando socavar cualquier ensayo del gobierno del señor Rajoy encaminado a hacer reflotar a nuestra nación.

Nadie se lleve a engaño, fuera de España y dentro de ella siguen grupos muy importantes interesados en que nuestra situación vaya a peor. Los mismos que han conseguido que el Norte de África haya quedado en poder de los islamistas o los que provocaron la rebelión del 15M en España, que luego exportaron a los mismísimos EEUU y que están favoreciendo los conatos de rebelión que, sin duda, se van a producir en nuestra nación liderados, aparentemente, por el señor Cayo Lara o por los sindicatos, meros instrumentos en manos de los poderosos lobbies que siguen intentado acabar con la Unión Europea y que se desmorone el euro, para sacar provecho del posible estado de caos que se pudiera producir en toda Europa.

Aquí no es un enfrentamiento entre izquierdas y derechas. Se trata de evitar la fragmentación política, que quienes intentan acabar con España no consigan entorpecer nuestro espinoso camino hacia la recuperación y que nuestro gobierno se vea reforzado con el apoyo incondicional de todos los españoles, ante los intentos de quienes buscan desestabilizar  los tres pilares del Estado de Derecho, para hundirnos y de paso hundir a toda Europa. Nunca hemos consentido que nos doblaran y no va a ser esta la primera vez que, las fuerzas de quienes pretendan imponernos el yugo, fracasen en su intento. O este es, señores, a mi criterio, el panorama que se nos presenta ante la vista.

Comentarios
Syedmnouman 21/ago/12    07:17 h.
Lonitra 19/ago/12    01:48 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris