Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La musa   -   Sección:   Opinión

Tortura en 'Terceros Países'

Virginia Fernández
Redacción
lunes, 16 de mayo de 2005, 22:28 h (CET)
La organización de derechos humanos Human Right Watch (HRW) ha sacado recientemente a la luz un informe que revela el interrogatorio y las torturas padecidas por decenas de presos islamistas tras el 11-S, enviados a Egipto y Guantánamo, limbos judiciales idóneos utilizados por Estados Unidos para deshacerse de aquellos elementos “indeseables” en su particular lucha contra el terrorismo sin fronteras.

Convertidos en patios trasteros de los países ricos, Egipto y Guantánamo se han convertido en destinos preferentes de presos islamistas, procedentes de diversos países, que han soportado unas condicionas infrahumanas de encarcelación e interrogatorio, sin contar con los rigores de los procedimientos habituales de la ley.

Aún a sabiendas del trato recibido en esos países, Estados Unidos no dudó, ni duda, a la hora de elegirlos como destinos para realizar interrogatorios que le permitan obtener más información sobre los movimientos y las actividades de grupos terroristas como Al Qaeda, violando de esta forma el derecho internacional. Los que infligen dichas torturas son las fuerzas de seguridad egipcias, pero detrás de éstas se encuentra la participación activa del Gobierno norteamericano que no sólo las tolera, sino que además es el principal causante del traslado de estos presos a Terceros países, con el fin de violar la ley y la justicia que tanto dicen venerar y respetar en su propio suelo.

La ley es el instrumento de los poderosos, que interpretan a su manera y aplican en función de sus necesidades. Ser poderoso como el señor Bush te permite imponer tu particular sentido de la democracia a los demás y tu visión personal del mundo.
El señor W. Bush enseña lo que es “la libertad duradera” a través de las bombas, las torturas y el olvido de quienes no tienen absolutamente nada.

La filosofía de Estados Unidos es clara: caga en váter ajeno para que el olor no llegue a nuestra civilizada y recta sociedad, que no debe enterarse demasiado de lo que pasa en nuestros patios trasteros.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris