Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Zapatero ganó el debate

Sergio González García

domingo, 15 de mayo de 2005, 23:25 h (CET)
La segunda jornada de sesiones dentro del Debate sobre el Estado de la Nación, vino marcada por la intervención de los grupos minoritarios que constituyen un exigua parte del Parlamento español. Algunas de las intervenciones más relevantes fueron las expuestas por el Presidente de Coalición Canaria, Paulino Rivero, que consideró a Canarias como un territorio que está siendo discriminado por el Presidente del Gobierno, probablemente por el pacto de gobierno que mantiene la formación nacionalista con el Partido Popular de Canarias cuyo presidente es el populista Presidente del Cabildo de Gran Canaria y ex Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, José Manuel Soria, por el que se mantiene en el poder autonómico uno de los dirigentes más relevantes de la política insular, Adán Martín. Pese a ello, la réplica del Jefe del Ejecutivo fue bastante tolerante, indicando que en ningún caso se dejará a su suerte a las Islas Canarias y que se mantendrá, e incluso reforzará el régimen económico especial del que disfrutan los habitantes de la comunidad autónoma.

La otra de las grandes apelaciones vino de manos del diputado gallego del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Francisco Rodríguez, que puso de manifiesto un talante conciliador con el Partido Socialista y le emplazó a mantener unas relaciones extraordinarias para conseguir que la comunidad autónoma noroccidental tenga voz propia tanto en el concierto nacional como en el panorama internacional. Esto, se puede enmarcar en la tensión preelectoral que domina la política gallega, en la que las coaliciones entre las formaciones de izquierda parece que va a resultar la más apropiada para llevar adelante el post fraguismo. Ante este hecho, José Luis Rodríguez Zapatero compartió en todos los términos lo expresado por el líder nacionalista y del Grupo Mixto, además de reiterar su voluntad de alcanzar un acuerdo de gobierno progresista y cumplir de una manera más eficaz con lo señalado en el ´Plan Galicia´.

El viernes fue el día en que el Senado de Estados Unidos se posicionó a favor del nombramiento de el conservador John Bolton como nuevo Embajador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pese a que las reticencias entre gran parte de los representantes no sólo del Partido Demócrata en esta Cámara de Representación, sino del propio Partido Republicano, entre los cuales se mostró más reacio George Voinovich, se hicieron patente. Las acusaciones realizadas contra éste se deben a su pasado ultra ortodoxo en la Administración del padre del actual Presidente de EE.UU. En el Ejecutivo norteamericano ocupaba funciones muy diversas, aunque destacó por su apoyo constante a los grupos anticomunistas de algunos países sudamericanos como La Contra de Nicaragua o los grupos paramilitares como las AUC de Colombia, todos ellos financiados por la Administración de George Bush padre y de la Central de Inteligencia Americana (CIA). Este candidato, que cuenta con el aval del Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld y de la Secretaria de Estado, Condoleeza Rice, puede hacer ver que la tan ansiada modificación de la postura norteamericana en lo referido a la dura política exterior no es tal como parecía a priori. De esta manera, la representación de Estados Unidos ante la organización internacional quedaría en manos de ´halcones´ conservadores, tras haber ocupado este cargo anteriormente el ex embajador en Irak y actual coordinador de política antiterrorista, John Negroponte, y el efímero John Danforth, que no supo cumplir con las directrices que con anterioridad le había marcado el Presidente del Gobierno norteamericano, y, que, tras las presiones recibidas por muchos de los miembros del Gabinete gubernamental supo salir del gobierno con el que no compartía los modos de actuar unilaterales que han caracterizado continuamente al ex Gobernador de Texas.

Al mismo tiempo, se conoció la posibilidad real de que el ex comisario de Comercio de la Comisión Europea y candidato de consenso de los países que conforman la Unión Europea, Pascal Lamy, se hiciera con el poder de una de las organizaciones más importantes a nivel mundial del sector comercial, la Organización Mundial del Comercio (OMC), pese a que aún no se encuentre integrada dentro del sistema de Naciones Unidas. A finales de este mes se producirá con total seguridad su nombramiento como director de un organismo que cuenta con ciento cuarenta y ocho integrantes, entre ellos países europeos, americanos, y desde hace poco tiempo estados comunistas como China, y en los próximos años otros como Vietnam. En la disputa por la dirección tuvo que competir de una manera más firme contra el candidato sudamericano, Carlos Pérez del Castillo, actual Presidente del Consejo General del mismo organismo. El político francés sustituirá en su cargo al tailandés Supachai Panitchpakdi que accedió en el año 2000 al cargo de director de la institución económica.

Fue el sábado cuando el Presidente de la Comunidad Autónoma de Canarias, Adán Martín, expulsó del equipo de gobierno a los tres consejeros que el Partido Popular mantenía en el gobierno en función del acuerdo al que habían alcanzado el pasado 25 de Mayo de 2003, tras las elecciones autonómicas que dio como resultado una coalición de gobierno conservadora. Estos tres dirigentes eran Agueda Montelongo, Consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Australia Navarro, Consejera de Presidencia y Justicia, y Luis Soria, Consejero de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías. Según el Presidente del Ejecutivo, “se han producido una serie de acontecimientos que han deteriorado las relaciones entre los dos partidos que se integran en la coalición de gobierno”, además de considerar a los populares como los grandes resistentes a mantener una relación cordial con el gobierno central. Ante este hecho, el Presidente de los populares canarios, José Manuel Soria decidió esperar varios días para tomar una decisión consensuada con la comisión ejecutiva de los conservadores. De esta manera cobra fuerza la posibilidad de que Coalición Canaria mantenga un gobierno en minoría apoyado por el Partido Socialista de Canarias, cuyo líder, Juan Carlos Alemán, prepara una ofensiva consensuada con los partidos escindidos de los nacionalistas canarios, como Nueva Canarias del ex Presidente, Román Rodríguez, o el Partido Nacionalista Canario o para poder acceder al poder en el 2007.

A todo ello se le unió la salida del poder de la tabaquera hispano-francesa del copresidente, Pablo Isla, hombre puesto en la jefatura de Altadis cuando ésta tenía el nombre de Tabacalera, era propiedad del estado y no se había integrado en una empresa conjunta europea. Este economista pasará a ser consejero delegado de la primera empresa textil española, Inditex, cargo que se encontraba vacante desde la salida de José María Castellano. En la presidencia de la primera de las empresas pasará a estar dirigida por Antonio Vázquez, antiguo dirigente del Grupo Domecq, y Director General del grupo Osborne en Méjico. La remodelación en el Consejo de Administración se incluye en los cambios constantes que en las empresas españolas se están produciendo desde que llegó al poder el Partido Socialista, que ha provocado salidas tan notorias como las de Alfonso Cortina de la petrolera hispano-argentina, Repsol-YPF, Miguel Boyer de la Compañía Logística de Hidrocarburos, CLH, y Pedro Mielgo de la Presidencia de Red Eléctrica Española. Ante este hecho, el Partido Popular no ha tardado en criticar este hecho por considerar que el Partido Socialista está intentando ocupar las presidencias de las empresas más importantes de España para conseguir mantenerse en el poder durante mucho tiempo. En cambio, el PSOE ha calificado de hecho empresarial la salida de la jefatura de mando del economista, y ha indicado que existe una libertad total de las empresas para nombrar a sus directivos, sin que el Gobierno influya en las decisiones que se toman.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris