Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El Legado de Olimpia   -   Sección:   Opinión

... puta!

La resolución del caso Contador asesta otra puñalada al ciclismo
Roberto Carrera Hernández
@r0bert0carrera
lunes, 6 de febrero de 2012, 16:57 h (CET)

Óscar lo inicia y nosotros lo acabamos. ¿Dopaje o incompetencia? Nos han tenido engañados durante más de quinientos días sin reparo alguno. Pato McQuaid y su banda de crápulas han logrado que Alberto no detuviera su rentable pedaleo y a la vez robarle (literalmente) todas sus victorias. Movimiento maestro. Mafia de impresentables.

La resolución del TAS admite no haber probado la intencionalidad del presunto dopaje. Reflexión inocua de ejecución bochornosamente interminable. Han sido 556 días de espera interminable para que el único gran ciclista del pelotón actual siga manteniendo el negocio vivo. Eso sí, sin pisar Londres en Olimpiadas. Las zancadillas que le han puesto a Contador a lo largo de su carrera no las suma ni Pepe en sus botas.

Se merecían su retirada. Su adiós repentino ante la pandilla de indeseables que intenta cargarse el deporte de las dos ruedas. Bajo la presunción global de culpabilidad, han conseguido que la limpieza del ciclismo se parezca más al hundimiento del Prestige. Extasiados por sus propias leyes salvajes, han tirado de la tecnología para equiparar cualquier caso de dopaje y transformarlo en un brillante triunfo personal. Cuantos más, y cuanto más arriba, más babilla de satisfacción. Ratas de laboratorio como Fahey, eufóricas con su incompetencia.

Una cosa es luchar contra el tramposo, y otra muy distinta promocionar  el fuego a discreción. Un tío con 50 picogramos de una sustancia que no afecta al rendimiento deportivo no puede ser despojado del Tour. Una bestia que destroza el Giro más duro al año siguiente no merece desaparecer del podio al que dio gloria. Una leyenda que regala competición a un pelotón mediocre no tiene por qué sufrir la estupidez de un entorno esquizofrénico. Demasiados datos y demasiado tiempo transcurrido que apuntan a la necesidad de un cabeza de turco.

Me estremezco de rabia con cada aparición de la palabra dopaje. Venga de donde venga, para cualquier amante del deporte es una estacada en la fibra más sensible. Pero pasar de barra libre al cuidado con mezclar agua con Fanta solo puede suceder en un deporte dirigido por semejantes inútiles. Venda en los ojos y fiesta cada vez que nos llevemos a alguno por delante. La transición de los borregos. "Hoy es un día triste", apuntaba el bueno de Pato. De acuerdo en eso. Pero, con todos mis respetos, esta noche de rabia me quedo con lo de Pereiro.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris