Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

El cliente siempre tiene la razón

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
viernes, 3 de junio de 2005, 12:51 h (CET)
El Caña, llego a decir en alguna ocasión, que se habían perdido el encanto de las broncas en las plazas, que los públicos aceptaban todo, lo bueno, lo malo y lo regular con el mismo tono y la misma serenidad del ignorante. Pues bien, que se lo digan a Rivera Ordoñez cuando se despidió ayer de Las Ventas bajo una atronadora lluvia de almohadillas e insultos, a tesón de los escasos resultados artísticos obtenidos.

La corrida de Cuadri, como ya advertimos muchos en Sevilla, volvió por sus peores fueros. Es casi obligado, pese a su numerosos incondicionales, que descanse esta divisa de una vez, al menos durante un año de los cosos más importante de España para rehacerse en sus fincas de “Comeuñas” y “Cabecilla pelá” que bien puede y tiene material para hacerlo. La tercera corrida del abono isidril resultó ser más peligrosa y complicada de lo que muchos, desde los tendidos más extremistas, advirtieron. No hay manera que veamos saltar al ruedo madrileño un toro bravo por su gran Feria de San Isidro y eso que llevamos tres corridas con sus dieciocho toros.

La polémica se desató con la actuación de Francisco Rivera Ordóñez ante dos toros difíciles y complicados que pedían un coraje Espartero. Por un lado, Francisco cumplía con el gesto de enfrentarse a una corrida dura y no mando un parte facultativo alegando una luxación de tobillo, que ya es algo. En honor a la verdad, nadie se lo agradeció y le recibimiento no estuvo a la altura de las circunstancias. Pero claro, si luego le vemos en la plaza que al primero no lo ve claro y se lo quita de en medio cuanto antes; y al segundo da las ordenes a su picador para masacrarlo con la vara y encima, para colmo de males, el mismo lo machetea en las primeras de cambio con esos doblones por bajo. Me pregunto ¿Dónde esta la gesta? ¿Por qué no se pone por ambos pitones y se queda quieto para intentar ligar uno?

Todos los que consideramos al diestro sevillano como un buen torero ayer nos decepcionó. Rivera Ordóñez tiene valor de sobra para jugársela llegado el momento, pero su momento, su única tarde en el coso la tuvo ayer, y no quiso rematar la gesta. Así no hay manera de triunfar con fuerza en una plaza de la categoría de Madrid donde cortar la primera oreja cuesta más que la segunda. El diestro abandonó la plaza, derrotado y saboreando el sabor amargo de las broncas tributadas por el respetable. Ya se sabe, en estos casos, que el cliente siempre tiene la razón.

Iván García al contrario que Rivera Ordóñez, se echo la muleta por ambos pitones y estuvo firme ante dos oponentes con la misma guasa o más que los del señor director de lidia. Con la espada estuvo Iván imperdonable, máxime cuando demostró tanto tesón como valor por triunfar en esto. El madrileño firmó dos bajonazos lamentables.

Fernando Cruz vino a Madrid para confirmar una alternativa y como regalo la de Cuadri, menudo premio. No hay derecho, con lo bien que esta la cabaña brava española, van y traen esto como para dar al traste con las aspiraciones de un muchacho novel que sólo aspira a abrirse paso. Cruz, conocedor de su serenidad y valentía, estuvo hecho un héroe, que a diferencia del resto, tuvo como agravante al lote más peligroso y despiadado de la tarde. ¡Es un honor verte torear con el capote y la muleta querido Fernando, nadie mejor tú me nos enseñaste ayer la crudeza y la verdad de la fiesta! Mejora la espada que es la cruz de todos y tú en eso no debes perdonar, máxime cuando otros te devuelven la vida cada tarde desde el cielo.

FICHA TÉCNICA
Plaza de toros de Las Ventas. Viernes, 13 de mayo de 2005. Tercera corrida. En tarde nublada y con casi lleno en los tendidos, se lidiaron seis toros de Hijos de D. Celestino Cuadri Vides, bien presentados y de pobre y peligroso juego.

- Francisco Rivera Ordóñez, de gran y oro. Media estocada (bronca). En el cuarto, tres pinchazos y bajonazo (bronca).

- Iván García, de celeste y oro. Bajonazo (silencio). En el quinto, media estocada baja y dos descabellos (palmas).

- Fernando Cruz, de azul pavo y oro, que confirmaba alternativa. Cinco pinchazos y tres descabellos tras aviso (silencio). En el sexto, media estocada y descabello (palmas).

Cuadrillas: Bien con la brega Joselito Gutiérrez y extraordinario con los palos “Corruco de Algeciras”.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris