Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La musa  

Círculo vicioso

Virginia Fernández Ruiz
Redacción
domingo, 15 de mayo de 2005, 00:20 h (CET)
No podía durar. El PP deja de prestar su apoyo en un tema que se creía inviolable, el pacto antiterrorista. Mariano Rajoy no ha dudado en usar el terrorismo como arma arrojadiza contra el PSOE y de culpar a Zapatero de una “traición” inexistente. Según el señor Rajoy ETA se ha “revigorizado”, a pesar de que durante este año de Gobierno se han logrado grandes éxitos con respecto a la lucha contra el terrorismo apoyándose en el estado de derecho y en la ley. El señor Rajoy cree que se pueden ilegalizar partidos a mansalva y que sólo hay una España y una única forma de gobernar.

Las reacciones del PP son de pataleta de niño pequeño, y vienen repitiéndose desde que Zapatero pisó La Moncloa. Para construir un país cohesionado y libre es necesario tiempo y contar con la colaboración de todas las fuerzas políticas, independientemente de que las reformas nunca vayan a ser un fiel reflejo de lo que cada fuerza política deseaba. La política significa consenso y apoyo entre las diferentes fuerzas políticas, sobre todo en temas tan importantes como el terrorismo. Eso se llama hacer política.

El desequilibrio y el conflicto entra en el Congreso de mano del PP, que todavía no asume que la reforma constitucional será un proceso lento que tiene como objetivo desarrollar hasta el máximo sus posibilidades y mejorar la convivencia en lo posible, siempre dentro de la constitución y dentro de la ley.

Creo que la reacción de Rajoy lejos de aportarle beneficios hará crecer la hostilidad con respecto a su partido, y la forma que tiene de decir que sólo hay una vía posible y una sólo visión de España: la suya. La radicalidad conlleva a crear más radicalidad con respecto a quien la procesa, hasta el punto de no saber distinguir quien provoca a quien. Es un círculo vicioso.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris