Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Camino al andar', de Sholeh Hejazi

Marcos Méndez Sanguos
Marcos Méndez
miércoles, 13 de julio de 2005, 21:55 h (CET)
Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, uniforme y mecánico. Un mundo de masas trabajadoras, de ricos y pobres, de diferencias entre seres humanos que se transforman habitualmente en intolerancia. Muchas de nuestras experiencias son más robóticas que emocionales, y nuestros deseos suelen ir en consonancia con un horizonte común de aparente bienestar. Estas son las premisas que conforman el ideario presente en “Camino al andar”, un documental filosófico de producción española dirigido por Sholeh Hejazi y en el que intervienen una serie de expertos en desarrollo global, economía mundial o filosofía social entregando a la cámara sus respectivas visiones del presente y sobre todo del futuro en cuestiones tan trascendentales como la igualdad social, el fanatismo religioso o el relativismo cultural.

Es precisamente en este último punto donde la película se explaya más intensamente, recogiendo con profundidad los conflictos entre derechos humanos y relativismo tan presentes en las discusiones interculturales de la actualidad. Quizá ya hemos oído muchas de las ideas, profecías y problemas que nos plantea “Camino al andar”, y probablemente también llegamos a la conclusión de que las quimeras propuestas por algunos de estos intelectuales parecen producto de un optimismo sin fundamento más que de un estudio estadístico/científico consistente.

Aun así, “Camino al andar” merece la pena tanto por su enjundia a la hora de desenmascarar a un ser humano en decadencia moral y emocional como por sus planteamientos tajantes: alguien llega a decir que “la guerra de Irak fue una guerra por el petróleo”, aunque 50 millones de americanos sigan pensando lo contrario. También resulta revelador el argumento académico para explicar la represión cultural e individual aproximándose, verbi gratia, a algunas obras de Hermann Hesse. Porque al final todo este embrollo se reduce a un único concepto fundamental: la libertad.

Noticias relacionadas

La Muestra de Cine de Lanzarote anuncia la programación de su octava edición

Seis de las siete películas de “Sección Oficial” competirán por el Premio del Jurado, dotado de 2.500 euros

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura

Llega la 15ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona

Con más de 100 films comprometidos con los derechos humanos universales

El Festival Internacional de Cine de Cali celebra su décima Edición

El Festival trae una fuerte programación académica en el Encuentro de Investigadores

Lo que ‘Coco’ nos enseñó del Día de los Muertos

Así son los escenarios de México que inspiraron la película ‘Coco’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris