Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El poder de la justicia

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 15 de mayo de 2005, 12:14 h (CET)
Hace casi un año que la Sala Civil del Tribunal Supremo, condenó a 11 de los magistrados del Tribunal Constitucional a indemnizar a un demandante de amparo, por no motivar la inadmisión de una demanda ante este alto tribunal. Pendientes del autoamparo en el TC, con cuatro nuevos miembros, vuelve a surgir la polémica.

La sentencia del Constitucional 63/2005, que cambia el criterio establecido en la doctrina del Supremo, los criterios de prescripción de los delitos, es objeto de la confrontación. Emite un comunicado al respecto la Sala de lo Penal del T.S., presidida por Enrique Bacigalupo, criticando esta actuación, así como defendiendo sus competencias para atender los criterios habituales de su doctrina.

Los otros poderes autonómicos, pretenden trocear la justicia en terminales regionales de última instancia. Dicen que los Tribunales Superiores de justicia de las autonomías, tienen pocas funciones, y pueden acercar la justicia al ciudadano.

Las disquisiciones entre altos tribunales, se pretenden multiplicar por 17, y sin derecho al recurso de ámbito nacional. La cercanía de magistrados y poderes, implican presiones interesadas. ¿Cómo puede haber unificación de doctrina, sino se puede recurrir lo que es distinto en las provincias?¿cómo unificaran la interpretación de la ley, si ya discrepan en importantes puntos los dos más altos tribunales?.

El orden y el concierto, pasará, primero por incrementar notablemente los presupuestos, como solicita el pelno del CGPJ. El segundo por incrementar el número de magistrados prometidos por el gobierno, y sobre todo duplicar las plantillas del Supremo. 15.000 casos pendientes en la Sala Civil, no debe ser excusa para una justicia provinciana -anhelo de poder de las taifas-, por lo que un mayor poder resolutivo beneficiará a todos. Deseable por una justicia en España, dentro de Europa, y en beneficio indubitado de los justiciables.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris