Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

Cepeda, un torero de los de antes

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
viernes, 3 de junio de 2005, 12:51 h (CET)
Está claro que los toros buenos de Fermín se fueron para la Feria de Abril. ¡Qué rollo de corrida descastada tuvimos la desgracia de presenciar! Así no hay manera de ver torear como Dios manda. Cepeda, como siempre, se salvó de la quema con su monumental elegancia y maestría en honor a su mágica muleta sevillana.

Esplá, que vestía para la ocasión un traje indescriptible de los suyos, estuvo en torero y en profesional. Muy fácil le vimos a Luis Francisco en todos los tercios y en especial en el de banderillas, destacando un par por los adentros lleno de entrega. Poco más pudimos ver de él ante semejante materia prima digna del matadero de San Bernardo.

Lo de Uceda con el tercero, sin duda el mejor de la penosa corrida, es aún más grave. Algo parecido también le pasó en Sevilla en la pasada feria ante el mejor lote de los bravos victorinos. Siempre muy encimista y forzando al toro a bajar la cara más de la cuenta. Los toros bravos como el de Murube ayer o los Victorino de Sevilla pedían más distancia y torearlos a media altura para que así durasen algo más. Claro que Uceda no lo volvió a ver y acabó exprimiendo a otro toro con posibilidades. Con el sexto no se confió y se dejó tocar en exceso los engaños. Por cierto en esta ocasión salvo el primer pinchazo volvió a dar otra lección con la espada.

Fernando Cepeda, clava tres verónicas en el cielo y muchos son los que ya sueñan. Estamos en el segundo del encierro murubeño, llega la muleta y zas se obra el milagro. Parece que volvemos al pasado, es la hora de Cepeda. La majestad se esconde bajo dos ayudados por bajo, un pase de la firma, dos trincherazos de postal y dos series cortas pero intensas con ambas manos que levantan el ánimo al nuevo José María de Cossío. Así me pareció al acariciar la barriga de su madre tras un pataleo ensordecedor. No era para menos, volvía a Las Ventas aquel perfume lleno de elegancia y empaque torero de tiempos pasados. Las armas de Fernando no son otras que las de la suavidad, el temple y arranque inspirador de lo auténtico. Nada es nuevo, es el mismo concepto de lo clásico que cuando Cepeda lo realiza en el ruedo lo vuelve a poner de moda. El toro no acompaña y se esfuma de la plaza, ya no es toro bravo sino que se ha convertido en morucho gaditano. El resto es pura historia.

FICHA TÉCNICA
Plaza de toros de Las Ventas. Jueves, 12 de mayo. Segunda corrida. En tarde espléndida se lidiaron cinco toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y de escaso juego; y un toro 6 bis de Corbacho Grande, que resultó complicado y con genio. Destacó por nobleza el 3º y 2º de la tarde.

- Luis Francisco Esplá, de obispo y cabos de esmeralda. Dos pinchazos y estocada (palmas). En el cuarto, pinchazo, estocada y descabello (silencio)

- Fernando Cepeda, de canela y oro. Estocada y dos descabellos. Aviso (silencio). En el quinto, bajonazo (silencio).

- José Ignacio Uceda Leal, de blanco y plata con cabos negros. Pinchazo y estocada (silencio). En el sexto, estocada (silencio).

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris