Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Europa   -   Sección:  

Estados Unidos y la UE elaboran un plan estratégico en el Mar Negro

El objetivo consiste en crear el Mar Negro en un ”segundo Mediterráneo” para promover la democracia
Redacción
domingo, 15 de mayo de 2005, 12:42 h (CET)
No cabe duda de la importancia que tiene la zona del Mar Negro y, de ello, se han dado cuenta los Estados Unidos y la Unión Europea. Por tanto, se prepara un plan estratégico para fortalecer las democracias en la zona, a fin de construir una barrera para protejerse de las naciones indebles de Oriente Medio.

Raúl Sánchez Costa / Corresponsal en Europa del Este
La Unión Europea y los Estados Unidos, junto a Rumanía y Ucrania, pretenden confeccionar un plan estratégico en la zona del Mar Negro por considerar esta región vital para la seguridad y las relaciones comerciales, además de enlazar con Oriente Medio.

El Presidente del Proyecto sobre Democracias Transitorias, Bruce Pitcairn Jackson, subraya la necesidad de realizar una estrategia en el Mar Negro, región de ”mayor interés estratégico”, tanto para Europa como para los Estados Unidos. Bruce Jackson, que mantuvo conversaciones con el presidente de Rumanía, Traian Basescu, afirma que el ”objetivo consiste en crear el Mar Negro en un segundo Mediterráneo en lo que se refiere a la seguridad, al comercio y a la cooperación política”. Según él, ”diversos factores inducen a que se confeccione este plan”.

En primer lugar, el Mar Negro se sitúa en la frontera entre los países democráticos de la zona y el Oriente Medio –Siria, Irán e Irak-. En segundo lugar, se resaltan las relaciones comerciales de la región con los Estados miembros de la Unión Europea debido a que se importa actualmente cerca del 50% de sus necesidades energéticas y hasta el 2020 alcanzará el 70%. En tercer lugar, Bruce Jackson aprecia que la región del Mar Negro deviene rápidamente parte de Europa: ”Con excepción de Croacia, todos los países candidatos a la Unión Europa provienen de la región. Rumanía y Bulgaria esperan adherarse en 2007 y Turquía, en 2014”.

Añade como otro factor importante los valores democráticos comunes, puesto que ”tanto la revolución de las rosas de Georgia como la revolución naranja de Ucrania, que se han desarrollado en la rivera del Mar Negro, han provocado un cambio en la estructura política desde Minsk y Chisinau hasta Alma Ata, Bishkek y Beirut”.

Asimismo, Bruce Jackson señala el hecho de que aún persisten ”excrementos de la fragmentación de la antigua Unión Soviética en la zona”. Los ”conflictos congelados” comienzan en Cisdniestria, en la parte este de Moldavia, continúan en Abjazia y Osetia del sur hasta las montañas de Nagorno Karabah en la frontera entre Armenia y Azerbaijan. En Cisdniestria, Abjazia y Osetia del sur la criminalidad transnacional ha encontrado refugio y se han desarrollado bases para el tráfico de armas, drogas, mujeres y niños. Según Bruce Jackson, ”estas organizaciones criminales desestabilizan a los gobiernos de la zona, y amenazan a Europa por el tráfico ilícito y a los Estados Unidos por su capacidad e intención de vender armas y tecnología a los enemigos”.

Con el fin de asegurar la región, el Presidente del Proyecto sobre Democracias Transitorias propone una serie de acciones ”para apoyar a las nuevas democracias, para impedir interferencias de gobiernos extranjeros y para establecer las instituciones Euro-Atlántica”. El primer objetivo consiste en acelerar el proceso de democratización a través de la integración de Rumanía y Bulgaria en la Unión Europea.

Por otra parte, se apela a la colaboración entre el Presidente de Ucrania y Georgia, Viktor Yushchenko y Mijail Saakashvili, y Traian Basescu para ”formar una nueva estructura en la estrategia del Mar Negro”, a pesar de las iniciativas de la Organización de Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) y la OTAN, junto al bloque comercial GUUAM (Georgia, Ucrania, Uzbekistán, Azerbaijan y Moldavia) o al moribundo Foro de Cooperación Económica del Mar Negro.

Bruce Jackson señala que se deben acordar prioridad a los ”conflictos congelados” empezando con el régimen separatista de Cisdniestria y declara que la revolución naranja de Ucrania ha abierto la posibilidad de acabar con las mafias de la zona y el conflicto secesionista con el gobierno constitucional de Chisinau”. Añade que se debería ampliar el formato pentagonal -Rusia, Ucrania, OSCE, Moldavia y Cisdniestria- para incluir a la Unión Europa y a Rumanía como ”socios constructivos y esenciales”. Al mismo tiempo, recomienda la armonización de los programas de apoyo de democracia de los Estados Unidos y de la Unión Europea y lamenta que no exista niguna coordinación formal entre ambos en la zona.

Por su parte, Traian Basescu indica que ”Rumanía tiene un socio estratégico con los Estados Unidos y que esta relación se presenta crucial para la seguridad de la región y para impulsar la democracia en los países vecinos”. Además, aclara que Rumanía representa un puente para la comunidad transatlántica en el área del Mar Negro ”con el fin de promover los valores de la libertad y de la democracia en la zona”.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris