Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mas - Rajoy y el pacto fiscal

Rafel del Barco
Lectores
@DiarioSigloXXI
miércoles, 1 de febrero de 2012, 14:21 h (CET)
Es difícil imaginar que Obama recibe a un gobernador secesionista, surgido de la peliculera Guerra de Secesión, que puesto que por el momento no puede alcanzar la Independencia o autogobierno, le impone variar todas las leyes habidas y por haber para que su Estado recaude todos los impuestos, incluidos los estrictamente federales, y pacten un tanto alzado. Ni más ni menos que lo conseguido por Euscadi y Navarra, los derechos forales surgidos de las guerras carlistas del XIX.

Llegado aquí, recibiré insultos, me contarán la Historia de España y Catalunya en versión Pujol ¡ojo que yo parto del principio que cualquier versión de cualquier parte es pura fantasía del perdedor o impuesto dictado del triunfante!, me dirán que soy un ignorante anticatalanista, fascista, y tema concluido.

Pero el tema es de vital importancia para el presente y futuro de Catalunya. No es indispensable hablar catalán o chino para percatarse de que Cataluña se degenera a marchas forzadas, que las colas de Cáritas están a tope, que aparecen chinches en los albergues según hoy se publica, y que el paro y las quiebras nos abrazan a TODOS.

Oigo hoy en la Tele a BOTÍN acusando a los Políticos de que lo han hecho mal. Supongo se refiere y alcanza a la construcción de ese Estado de la Autonomías, jauja del gasto y corrupción. Y en cuanto a Cataluña el amelé de pactos y transferencias a la Generalitat sin más sentido de Estado que la obsesión de Poder del charlatán Jordi Pujol, jugando con el catalán y lo catalán, y montando su Banca Catalana II. ¡Si antes de tener Policía y Justicia ya tenía las cárceles! Es decir, muy parecido a si una empresa privada las gestionara ¡pero concediendo beneficios penitenciarios! ¡Con comisiones en negro en la construcción de nuevos centros y venta de grados y permisos a barullo!

Como he repetido ¡claro que se ha de pactar un nuevo “pacto fiscal”! Pero si con el concepto se fabrica otra bomba mediática para el millón de fervorosos pujolistas que les mantienen en el Poder, ni Rajoy, metido y obligado por el “pacto fiscal” que se gesta en Bruselas, ni menos el ambiente general que se respira en Europa respecto al control de los presupuestos nacionales, y en especial del desmadrado español, cerrarán la cuadratura de ese círculo.

España no tiene más remedio que federarse, o el borrón y cuenta nueva del caótico Estado de las Autonomías.

Adivinar que de la reunión de hoy saldrán unos cuantos pegotes financieros para “qui días pasa, anys empeny” (quien días pasa, años empuja) ni consuela a quienes a diario sufren en Barcelona y Cataluña el mayor caos político-financiero de su Historia desde que los generales Yagüe y Solchaga entraran por la desolada Diagonal, ni moverá los chinches del albergue.

Y por chinches me refiero a los cientos de miles chupando de la Generalitat y las SPANAIR que están al caer.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris