Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

El embarazo deseado

Sergio González García

viernes, 13 de mayo de 2005, 10:17 h (CET)
Fue el pasado domingo cuando conocimos la tan ansiada noticia que multitud de monárquicos habían soñado desde los confines de la Península Ibérica, algunos confesos como Jaime Peñafiel o Alfonso Ussía, para dar la continuidad a una dinastía borbónica que, poco a poco, con el paso de los años del reinado de Juan Carlos I, no se establece como la más hegemónica en el concierto europeo sino que depende en demasía de la figura representada por el actual Jefe de Estado. La mayor parte de los medios de comunicación recibió una misiva de la Casa Real en la que se afirmaba el estado de “buena nueva” en el que se encuentra la Princesa Leticia, que tras un tiempo prolongado de presiones y escaso inserción de alimentos, para quedarse embarazada, ha conseguido el propósito que tenía desde su boda. El día después, los Príncipes de Asturias se desplazaron hasta el Palacio de Marivent en Mallorca, donde los esperó la representación oficial encabezada por el ex Ministro de Fomento y actual Presidente de Baleares, Jaume Matas. Tras este acto se mostraron naturales ante la multitud de periodistas que se aposentaban en las afueras del edificio para ´sacar´ las primeras palabras que tenía la futura mamá, felicitarla y darle los primeros regalos. Este hecho se enmarca en la juventud de la mayor parte de las princesas europeas, como la díscola Mette-Marit de Noruega, la abogada australiana Mary Donaldson de Dinamarca o la Princesa Matilde de Bélgica, todas éstas esperan un hijo para fechas próximas y han pasado por la vicaría en pocos años atrás.

En su condicionante político, los partidos comenzaron a especular con el sexo del futuro bebé, ya que en función del género será necesario reformar la Constitución Española de 1978, que sólo ha sido modificada en una ocasión para adaptarla a la integración española en la Unión Europea, en el Artículo 2 de la Carta Magna, que aparece lo referente a la sucesión dinástica en el trono de la Monarquía. Para poder transformar la Constitución es necesaria la disolución de las Cortes españolas, la convocatoria de elecciones al Parlamento español y el refrendo de la población española para ver su aceptación del cambio que trae consigo la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para acceder al sillón de mando. El Partido Socialista ya ha dictaminado que la reforma constitucional debe aplazarse hasta finalizar la legislatura, prevista para 2008, en la que el cambio en la Carta Magna se produciría tras conformarse el panorama político que daría presumiblemente una mayoría holgada a los dos partidos partidarios de la continuación de la monarquía como forma de estado, tanto Partido Socialista (PSOE) como Partido Popular (PP).

El martes se produjo la reunión entre el Secretario General del Partido Socialista de Euskadi (PSE) y postulante para Lehendakari, Patxi López, y las parlamentarias del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), Nekane Erauskin, Maite Aranburu y Garbiñe Berasategi, en la que se citaron algunos requisitos necesarios para que el partido desconocido en cualquier parte del País Vasco, pero con representación de nueve parlamentarios en la conformación del nuevo arco parlamentario, apoye tanto al candidato socialista a la presidencia del Parlamento vasco, por su firme oposición a la opción nacionalista encabezada por el ex Consejero de Interior y candidato a la reelección en este puesto, Juan María Atutxa, y como punto más importante del encuentro, la presidencia del Gobierno vasco, para la que se postula el líder progresista.
Entre las condiciones que desgranó la primera de las diputadas vascas fue el relacionado con la derogación de la llamada “Ley de Partidos políticos”, vigente en España desde la firma del ´Pacto Antiterrorista´ entre las principales formaciones políticas españolas, que supuso la salida del tablero de juego de Batasuna, por su presunta relación con el terrorismo vasco, y para muchos calificada como brazo político e integrante de ETA. En cualquier caso, esta formación se muestra abierta a cualquier tipo de pacto tanto con socialistas como con nacionalistas, aunque acabarán apoyando a aquella formación que “dé más pasos concretos en la solución del problema político vasco, y busque el diálogo con todos”.

Fue el miércoles cuando se llevó a cabo el tan ansiado primer envite directo entre el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ex Presidente de la Diputación de Pontevedra, ex Ministro de Interior y actual Jefe de la Oposición, Mariano Rajoy, en el Debate sobre el Estado de la Nación, que por primera vez en mucho tiempo se celebra un mes de mayo, por los motivos de la celebración de las elecciones en Galicia el diecinueve de junio.

El discurso inaugural del Primer Ministro español estuvo marcado por su excesivo interés por acabar con el terrorismo como uno de los grandes retos del actual gobierno español, además de hacer referencias a la necesidad de conseguir un sistema de financiación que afecte a todas las regiones españolas y que no sirva para privilegiar a unas por encima del resto (en clara referencia a Cataluña). La otra parte de su coloquio vino marcada por su constante alusión al denominado ´Plan Galicia´ con el que ha conseguido destinar la mayor partida presupuestaria de la historia a una de las llamadas “comunidades históricas”, y que, al mismo tiempo, sirve de pase para consolidar al candidato progresista a la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño. A todo ello, se le unió las críticas que el Presidente del Ejecutivo realizó contra el Partido Popular (PP), al que acusó de “hablar en función de los intereses”, en lo relativo al encuentro entre el Ministro de Defensa y Vicepresidente cubano y, al mismo tiempo, hermano de Fidel Castro, Raúl Castro, y el ex Ministro de Información y Turismo durante el Franquismo y actual Presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, que no fue criticado por los conservadores y sí en cambio la visita del ex Ministro de Trabajo y Presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, al país cubano hace tres meses.

En el turno del Jefe de la Oposición, éste planteó que “no se puede jugar con las víctimas del terrorismo de ETA”, y añadió que había roto el Pacto Antiterrorista que había conseguido situar a la banda terrorista en un sitio marginal dentro de la sociedad vasca por su política de aceptar el reingreso de Batasuna en el Parlamento Vasco a partir de su plataforma encubierta, Partido Comunista de las Tierras Vascas. Al mismo tiempo, realizó airadas protestas contra la labor territorial que está poniendo en práctica el actual gobierno, al que señaló como el verdadero culpable de que los nacionalistas reivindiquen aspectos que no deberían ser cuestionados como la solidaridad territorial o la “Caja Única”. Según el líder conservador, con Zapatero “se pretende reformar todo lo conseguido en el año 1978”, es decir, la creación de los estatutos de autonomías que fueron refrendados varios años después por todas las comunidades autónomas, el consenso al que llegaron todos para crear la Constitución Española y, por último, el sistema de financiación que permitía mantener cohesionado todo el estado, y que, con puesta a discusión de este tema deja de ser un elemento de solidaridad para convertirse en un elemento de confrontación política, en la que nadie sale favorecido. Una última referencia a la política exterior, en la que, volvió a apoyar el llamado ´Trío de las Azores´, puesto que, según este político, “se debe estar al lado de las principales potencias mundiales y no junto a los dictadores del mundo”, tanto el Presidente de Cuba, Fidel Castro, como el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a los que acusa de actuar de manera autoritaria y actuar contra la oposición democrática que pretende instaurar la democracia en estos lugares y acabar con la represión que marca la vida de estos países.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris