Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   AL DETALLE   -   Sección:   Opinión

No sólo hay que decir lo malo

María Sánchez Rodríguez
Redacción
lunes, 9 de mayo de 2005, 22:14 h (CET)
Al igual que he opinado en varias ocasiones sobre el mal funcionamiento e irregularidades en los servicios de Emergencias de la Comunidad Autónoma de Madrid, en lo que a la formación de algunos Técnicos en Emergencias se refiere, aprovecho esta ocasión para realzar la labor profesional que otras personas sí realizan con gran preparación para salvaguardar y cuidar al ciudadano. Que por otra parte es lo que se espera de ellos/as.

El día seis de este mes, en Pozuelo de Alarcón, se realizó una jornada para Técnicos de Emergencia medicas. Con más de un centenera de asistentes, fue realmente gratificante y esperanzador ver, oír a uno de los ponentes, para ser más precisa y dar a cada uno lo que se merece por meritos propios, al Señor Alberto Manzaneque. Demostró que no sólo hay que ser una persona con un título en la mano en el que se capacita para trabajar como Técnico en Emergencia, ya sea Sercam, SUMMA112, 061 o SAMUR, cobrar una nomina y largarse a casa.

Este Señor nos hizo ser conscientes de la importancia de que necesitamos muy buena formación para prestar una mayor calidad de servicio a las personas que tarde o temprano necesitan de una asistencia sanitaria en la cual en la mayoría de las ocasiones, son los Técnicos quien los auxilian mucho antes que un medico o enfermera. Demostró no conformarse con ser un simple contratado de la administración, comunicó sabiduría, buen hacer y sobre todo no hubo un ápice de prepotencia, algo atípico entre los que van de 'yo sé más'.

Realzo la figura de este Señor, porque al igual que otras veces me he ensañado criticando a otros contratados por la Conserjería de Sanidad, también es de ley transmitir que con personas como Alberto Manzaneque (que no desea protagonismo, por otra parte) se demuestra que donde hay basura crecen margaritas.

Los que allí el viernes escuchamos a este Técnico, salimos con una grata sensación de que hay que ser más ambiciosos, pero no hay que ser ambicioso a la hora de trepar por fama dentro de nuestro ámbito, hay que serlo a la hora de adquirir conocimientos y ponerlos en practica cada día, y que cada vez que suenen las sirenas de una ambulancia, sea el aviso de que dentro de ella va personal muy capacitado para la función, la de ser un buen Técnico.

Para mi no es relevante que el Señor Manzaneque trabaje en Samur, pues la predisposición de cada uno es individual, y como he dicho en otras ocasiones, el uniforme no da la garantía de nada. Pero sí la persona que lo calza.

Decir que no sólo tiene que ser el contratado la persona que esté orgullosa de pertenecer a un cuerpo como el Samur, en esta ocasión, los de arriba son los que deben estar orgullosos de que personas así formen parte de su plantilla.

Lo malo de esta jornada fue que, como todos los Técnicos en Emergencias empiecen a estar tan preparados como este hombre... yo me quedaré sin criticarles más.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris