Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea  

¡La Mancha existe!

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 7 de mayo de 2005, 23:11 h (CET)
En el campo en el que se rozan la pura ficción con la realidad, podríamos situar y leer la siguiente noticia, por supuesto inventada intencionadamente, con un cierto matiz de dramatismo pesimista y literario, pero también irónico y real:

“¡La Mancha existe! Fuentes bien informadas han constatado, hace escasos minutos, que la región manchega existe, es pura realidad, no es la ficción papeleada de un señor, de un escritor alcalaíno apellidado Cervantes. La comarca en cuestión, casi siempre olvidada, ha sido descubierta hace sólo unos días por un grupo de investigadores, entre ellos algún que otro escritor y periodista, al realizar sus tesis académicas en la auténtica Cueva de Medrano, sorprendentemente, en la misma Argamasilla de Alba de los Académicos, con la confección de un relevante trabajo sobre El Quijote. Los hechos, de los que informaremos ampliamente, demuestran que La Mancha está viva y existe. Igualmente sorprende comprobar, por las fotografías recibidas, cómo estas tierras están en perfectas condiciones de belleza, trato y amabilidad para ser visitadas y habitadas por cuantos viajeros y residentes lo requieran. ¡Si Juan de la Cuesta levantara la cabeza!”

“Tal descubrimiento ha provocado un gran problema, y es que se está dando un verdadero éxodo con dirección al centro del país, (justo lo contrario que ocurre en cualquier puente vacacional de primavera que se dirige del centro hacia la costa), pues nadie quiere perderse la posibilidad de visitar las villas y localidades que nos describe Cervantes en su obra.”

“Pese a la alegría inicial, por otro lado totalmente desbordada de dichos investigadores y de sus hasta ahora más que silenciosos habitantes, fuentes culturales y turísticas consultadas, próximas a las grandes capitales de La Mancha, nos advierten del peligro que el gigantesco éxodo turístico representa, ya que se corre el gran riesgo de enamorarse de toda su gastronomía, llámense vinos, carnes, quesos, harinas con sus dulces derivados y aceites, también de quedarse prendados de sus puestas de sol o de sus paisajes y de hacer buenas migas con sus gentes, -nunca mejor dicho-, por lo que se ruega mucha cuidado y vigilancia al recorrer las Rutas del Quijote, si no quieren quedar rendidos de inmediato a los pies de estas tierras como el loco caballero quedaba hincado y rendido, por mor del encantamiento, ante las bellas y discretas damas, protagonistas todas de la vieja y, nunca suficientemente, ponderada novela .”

Esta noticia irreal, tal vez irónica y fantástica, por lo que de fantasía lleva en sus renglones y en su concepción, no debiéramos pasarla por alto cuando se lleva como llevamos ya celebrado casi la mitad del IV Centenario. Los castellano-manchegos deberíamos ser quijotes de esta tierra habitada y no esperar a que vengan de fuera a descubrírnosla, o a hablar de ella excepcionalmente en los telediarios, deberíamos confiar en nuestras propias fuerzas y recursos porque si no, amigos, llegará un día en que nos sumiremos en el silencio algodonoso y amarillento de los siglos y dejaremos que nos redacten la noticias con el tinte que cada escribiente del tiempo y del futuro decidan. Para variar podríamos ser sanchos, convencidos con la posesión de ínsulas baratarias convincentemente enriquecidas con el tesón que nos caracteriza, podríamos ser quijotes parea creernos ésta y otras noticias redactadas con tintes añiles y almagres, es decir con plumas autóctonas, y actuar en consecuencia.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris