Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Impecable

Alfonso Goñi
Redacción
domingo, 8 de mayo de 2005, 05:11 h (CET)
Impecable ha sido la campaña del PSE-EE en las últimas elecciones en el País Vasco, después de años de confusión táctica y estratégica donde difuminó su propuesta electoral y su imagen ciudadana, ha recuperado bajo la dirección de Patxi López un proyecto autónomo situado entre el radicalismo nacionalista del Plan Ibarretxe y el inmovilismo del PP. Existe un camino en la frontera entre las dos posiciones, que se nutre de ambas en un proyecto propio de futuro.

El PSE que había retrocedido electoralmente desde el 94 al 2001, ha vuelto a sus mejores registros del 84 al 86 con el más descollante resultado de su historia en unas autonómicas, con 272.429 votos populares. Los votos de la centralidad que titulaba su candidato a Lehendakari.

Recuperando a su vez un perfil propio de sensatez y coherencia, aunque a veces no sean cualidades suficientemente entendidas en las procelosas aguas de la política vasca.

Se triunfa con un proyecto político superador de los errores de antaño, sin complejos pero con imaginación y capacidad de riesgo. No se trata de renunciar a conformar una alternativa al gobierno nacionalista sino de formularla de otra manera, con otros planteamientos y para perseguir y conseguir otros fines.

El itinerario de las políticas frentistas y excluyentes solo camina en el horizonte de la confrontación civil y en el odio eterno al adversario. Es curioso que entre los dos bloques antagónicos de partidos nacionalistas y estatales que prácticamente repiten el resultado global de 2001 , solo el PSE arrebata un escaño al PNV-EA en Vizcaya. Desde el 36,4 % de diferencia en el 86 se sitúan en el 8,1% en el 2005.

Otra curiosidad que apunta Antonio Elorza al explicar el vuelco en el mapa político es que si sumamos los nacionalistas y los tradicionalistas de entonces, nos remontamos a la II República e incluso encontramos sus raíces en el siglo XIX; las ciudades principales se mantienen como reductos de libertad constitucional, con Bilbao entre dos aguas, rodeadas, como en las guerras carlistas, de un medio rural controlado por una mentalidad de signo comunitario, el nacionalismo sabiniano en sus dos variantes.

Los partidos de ámbito estatal ganan en las tres capitales de provincia y en muchos de los municipios más poblados y el PSE en Barakaldo, Portugalete, Sestao, Irún, Rentería, Lasarte y Vitoria y sube más de cinco puntos en Bilbao y San Sebastián.

De todas maneras no se puede caer en una falsa euforia cuando la suma de los abertzales tiene un 4,7% más que en el 2001.

Dentro de las lógicas dificultades que debe de afrontar, el panorama que tiene por delante es alentador, pues al ser el único partido que gana votos respecto al 2001, reconquista la capacidad de marcar la agenda política y de redefinir los tiempos durante la próxima legislatura, que podría y debería ser la de la solución definitiva del mal llamado conflicto vasco.

Hay que superar la división existente en la sociedad vasca desde el mestizaje de ideas, culturas y pensamientos. Eliminar la bipolarización y recomponer la unidad de los demócratas.

____________________

Alfonso Goñi es Economista y ex concejal del ayuntamiento de Valencia.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris