Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crónica musical   -   Sección:   Música

X Viña Rock: aglomeración

África Albelda
Redacción
sábado, 9 de julio de 2005, 12:07 h (CET)
El 29 de abril comenzó la décima edición del Viña Rock, y concluyó el 1 de mayo. Un festival que se caracteriza por la nacionalidad de sus grupos, pues la mayoría son españoles. Y también porque abarca distintos estilos musicales como punk, heavy, rock y hip hop, en las distintos escenarios. Como consecuencia un amplio público asiste a este evento.

El cartel fue bastante interesante, sobre todo por Sepultura y Molotov, dos grupos de Sudamérica y Centroamérica, que fueron las estrellas. No porque sean increíbles, que lo son, sino porque no son habituales en este festival. Molotov estuvo tan divertido como siempre, cambiando de instrumento los componentes y animando a un público enloquecido. Sepultura, aunque no estuviese Max Cavalera, lo hizo de lujo, todo el grupo se entregó a la masa que coreaba sus canciones una detrás de otra.

Esta edición estaba a rebosar de gente, en ocasiones se hacía difícil caminar y respirar, no había sitio para todos. El tiempo también contribuyó a ello, fueron unos días poco soleados con viento de vez en cuando y nubes, no llovió ni hizo un calor asfixiante y la gente veía concierto detrás de concierto, a diferencia de años anteriores que aguantar un concierto era toda una batalla.

La seguridad, la mayoría de ellos, tenían cara de perro y eran de lo más agresivos. En especial cuando un periodista quería entrar a sacar unas fotos, te trataban mal, les molestaba muchísimo tener que abrirte y cerrarte la puerta cada vez que entrabas o salías. De hecho a Sepultura tuve que verlos desde... Bueno, los oí. Y cuando me dirigí a echar unas fotos a Bunbury, lo mismo, hice cuatro fotos y en cuanto empecé a tomar notas un segurata se me acercó y me dijo: “¿Estás trabajando o de picnic?”. No le contesté por educación y porque sabía que no me iba a escuchar ni entender, así que cogí mis cosas y me fui.

Ya no intenté más hacer fotos, ni tomar notas, así no se puede trabajar.

Hubo grupos muy esperados como La Fuga, Despistaos, Mägo de Oz, y Bebe. Y otros ansiados por ser míticos como fue el caso de Los Suaves.

Los días fuertes fueron viernes y sábado, pero sobre todo el sábado. El domingo estaba totalmente desierto.

Haber, hubo de todo, otro Viña más, en su línea de siempre y con unos precios no excesivos por beber dentro. La zona de acampada el jueves ya estaba completa, así que se habilitó otra zona, donde siempre se había acampado, pero eso sí, sin servicios ni duchas. Había más gente que otras veces o tal vez el recinto había sido reducido, pero allí había una aglomeración importante

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris