Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Oposición desesperada

Virginia Fernández Ruiz (Madrid)
Redacción
jueves, 5 de mayo de 2005, 21:29 h (CET)
El borreguismo es un deporte universal que se da por ciclos y que se manifiesta en distintas épocas del año y de forma reiterativa o constante. Lo peor de ser consciente de ésto es que cualquiera de nosotros puede llegar a la conclusión de que en algún momento dado de su vida (más de una vez, segurísimo) ha pecado de borrego como el que más, y que todo aquel que vive en una ciudad difícilmente escapa a los influjos del síndrome borreguil.

Lo sientes por las mañanas cuando te encuentras con tus congéneres en el metro o en el atasco diario de las ocho de la mañana. Lo sientes por las tardes o las noches cuando regresas agotado del trabajo mientras haces tu particular recapitulación del día. También cuando decides acudir a algún bar a tomar una caña. O cuando las carreteras españolas se colapsan en busca de esas vacaciones de puente tan deseadas a lo largo de todo el año.

Ante las avalanchas no hay infraestructuras ni falta de previsión, sobre todo cuando año tras año se repite la misma historia, a pesar de la sorpresa manifestada recientemente por los señores Acebes y Rajoy en este sentido. Sólo quien vive la realidad como espectador y no como parte de la ciudadanía ignora los verdaderos problemas y agobios que supone ser borrego en cualquier ciudad del mundo, ya sea Madrid, París o Nueva York.

No todos tienen chófer o avión privado, como estos señores del PP que parecen haber visto lo que es un vagón de metro sólo en las películas. O simplemente, declaraciones como éstas, son el efecto del vacío provocado por las vacaciones y la necesidad de hacer ejercicio de una oposición desesperada que por ahora no ha sabido encontrar suficientes puntos débiles a un Gobierno socialista que apenas acaba de cumplir su primer año en la Moncloa.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris