Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

Hazlo ahora que puedes

Juan Antonio Hurtado
Redacción
lunes, 2 de mayo de 2005, 22:31 h (CET)
La inclinación sexual de cada individuo que constituye la denominada sociedad plural de la cual estamos orgullosos, es elegida inconscientemente con respecto a las consecuencias que ello puede acarrear.

Cada persona al nacer tiene un sexo determinado, el cual no entiende la denominada ley suprema que rige nuestro código civil, de la cual el hombre debe amar a la mujer y viceversa. En realidad el ser humano no es libre de elegir su inclinación sexual, puesto que ya la tiene implícita al nacer, la homosexualidad no es una enfermedad, no es consecuencia de una mala educación ni de un trauma infantil, ni tiene nada que ver con presuntos abusos sexuales, viene inherente en su personalidad y en su carácter.

Desde la civilización griega, pasando por Pompeya y hasta hoy día, al homosexualidad ha existido. Ya en la Grecia Clásica los hombres mantenían relaciones sexuales con los denominados efebos, jóvenes que accedían a una relación homosexual con un hombre mayor y de prestigio. Los griegos tenían relaciones sexuales con mujeres por el simple hecho de procrear. En Pompeya, las paredes de los balnearios describían orgías múltiples con diferentes inclinaciones sexuales.

Los animales también tienen relaciones sexuales homosexuales, aunque hay que decir que son mas por necesidad y por instinto animal, ya que los animales no son conscientes de lo que significa ese acto homosexual.

Con esto quiero decir, que cada individuo es diferente, es la mayor característica que tenemos. Cada uno de nosotros cree que todo el mundo debe regirse por nuestro código civil personal, y eso no es así, cada uno es libre de hacer y pensar lo que quiera, y mas aun cuando no interfiere en nada en los demás. ¿Cambia algo en tu vida que tu vecino sea homosexual? Nada. Eso es precisamente lo que critico, que nos preocupamos demasiado por la vida de los demás, sin pensar muy bien en la nuestra, hay que preocuparse por mejorar, y no estar sermoneando al vecino, ¿Por qué nos preocupa tanto la vida de los demás? Debemos vivir la nuestra propia, sin perder el tiempo en considerar el porque de la inclinación sexual de la gente. Debemos ser más tolerantes, o mejor dicho, debemos ser tolerantes, pues creo que ese valor humano esta presente en muy pocas personas, los que lo poseen son denominados por la desgraciada sociedad, como liberales. De esta forma, yo seria un liberal, ¿Pues que me importa a mi con quien tenga relaciones sexuales el vecino? ¿Es homosexual? ¿Es necrofilo? ¿Es zoolofico? ¿Qué importa? ¿Interfiere en tu vida social? ¿No te subirás al ascensor con el porque crees que tiene una enfermedad que deberia curarse en un psiquiatra y piensas que es una mala influencia para tus hijos? Cada individuo tiene inherente dentro de su alma su condición sexual y es libre de ser respetada como todas las demás. ¿Qué es lo natural? ¿La gran mayoría? ¿Por qué? Nadie esta en la posición de lo justo y verdadero para poder afirmar correctamente verdades supuestamente absolutas.

Pero parece que el PP y la Iglesia son los que deciden lo que es correcto o no, gracias a los socialistas hemos avanzado ideológicamente mas en este ultimo año que en los cuarenta de la dictadura, quizás ahora si nos parecemos mas a Europa, siempre nos llegan los movimientos mas tarde que al resto, pero al menos llegan y acaba de llegar, quizás dentro de tres años, cuando acabe la legislatura socialista puede que volvamos la espalda a Europa y demos varios pasas hacia atrás. Mi consejo es que ahora que pueden, que se casen todas las personas homosexuales que puedan, y disfruten, pero miren de reojo el futuro, que quizás dentro de tres años su matrimonio y por muy descabellado que parezca su matrimonio sea nulo.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris