Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Salud y... suerte

Usted se habrá dado cuenta de que, desde los medios de comunicación y los mensajes de los políticos, se nos está efectuando un lavado de cerebro, poco a poco
ZEN
domingo, 1 de enero de 2012, 10:36 h (CET)

Como la lluvia fina que parece que no, pero cala hasta los huesos. Pero el mensaje es claro, quieren que acabemos pensando que “lo que nos viene encima es irremediable”, que los recortes que van a dar en el estado de bienestar de aquellos que todavía tienen la suerte de tener una nómina, son absolutamente necesarios. Y, con un poco más de lluvia fina, nos harán decir que la culpa ha sido nuestra “por vivir por encima de nuestras posibilidades”.

Ciertamente, los mercados, los políticos a su servicio y los agentes económicos en general son unos auténticos maestros. El 2012 será un año de concienciación. Y aquí no pasa nada. La masa de votantes ya ha votado y hasta dentro de cuatro años no volverá a hacerlo. Así que ese sentimiento de culpa, que nuestra educación católica nos ha inculcado a fuego en nuestra forma de ser, hará el resto de juego. Los culpables somos nosotros.

Si algún díscolo piensa que las cosas pueden ser de otra forma. Que se les pueden incautar sus fortunas a los ladrones que se hincharon con la corrupción. Si se lucha contra la economía sumergida para sacarla a flote. Si se actúa contra el fraude. Y las administraciones se gestionan eficientemente. Una gran parte de esos esfuerzos “inevitables” que se nos piden se podrán mitigar.

Otra fórmula es de decir que los discrepantes estamos locos, que no sabemos lo que decimos. Que es una fórmula que siempre le ha ido bien al poder para acallar las voces que se salen de la doctrina general.

En fin, sobre todo Salud y “muuuucha” Suerte.

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris