Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Barcelona   Terrorismo   -   Sección:   Opinión

Las Ramblas

Sor Consuelo: ¡Divina-mente!
Manuel del Pino
@ManueldelPino5
lunes, 21 de agosto de 2017, 08:27 h (CET)
Cuando sor Consuelo iba a Barcelona, hacía obras de caridad en Las Ramblas, donde hay también muchas necesidades ocultas tras la multitud de tiendas y de turistas, en Carrer Tallers o en Carrer Portaferrisa por ejemplo. Es decir, donde ocurrió el atentado. Así que sor Consuelo también se sentía en parte de Barcelona.

Y resultó que una familia de Albera fue víctima del atentado. La hija, Nuria, de 18 años, estaba en el hospital y podía perder una pierna, atropellada por la furgoneta criminal. Los padres no se separaban de la cama ni de la habitación.

Sor Consuelo viajó a Barcelona y fue al hospital. En esta vida parece que todo está controlado y cubierto, pero no es así. La monjita se turnó con los padres por las noches, para que ellos descansaran. También a mediodía, para que fueran a almorzar a la cafetería.

Siempre tenía palabras de cariño para Nuria. Le contaba junto a la cama anécdotas e historias, para hacerle olvidar. Le daba esperanza y le decía que todo iba a salir bien.

Nuria sufrió bastantes operaciones en los meses siguientes, dado que tenía parte del fémur, la tibia y el peroné destrozados. No perdió la pierna, pero le quedó una cojera de por vida. Y una triste sonrisa en su bello rostro. Sor Consuelo la acompañó todo ese tiempo.

La compensación de Nuria fue hacerse después hermana de las Hijas de la Caridad. Como sor Consuelo, y se fue con ella a impartir piedad por el mundo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris