Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Amenazas permanentes

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
martes, 3 de mayo de 2005, 21:40 h (CET)
Los riesgos y las amenazas, por agresivos y desagradables, distorsionan la manera de vivir. A unos más que a otros. Y no siempre se trata de fenómenos atmósféricos. Paradójicamente, los humanos son frecuentes generadores de estos desprópositos. Un claro ejemplo de estos comportamientos viene expresado por la voraz acumulación de entidades o cualidades diversas.

La ACAPARACIÓN de ciertos bienes o circunstancias es un hecho habitual entre los quehaceres cotidianos. ¿Sólo en lo referente a cuestiones económicas? No voy a afirmar que se trate de acciones indeseables sin más, y mucho menos con ánimo de generalizar. Pudiera ocurrir que encontremos algunas formas admisibles de acumulación; sobre todo cuando se trate de bondades y aspectos positivos. Sigamos, sigamos pensando en esta posibilidad.

Esta actividad es SOSPECHOSA desde su misma definición. Cuando una persona, tanto más nos dará que se trate de un grupo, obtenga gran parte o todas las existencias de un género de cosas, conceptos o cualidades, como mínimo vamos a pensar que esconde alguna treta. Porque estamos muy expuestos a los abusos diarios o quizá, porque nos apercibimos de que algo falla cuando los muy buenos en alguna faceta no se abren hacia los demás. Puede no ser una actitud mala ¿?, pero uno intuye triquiñuelas, vislumbra posiciones de prepotencia o atisba intenciones abocadas al abuso. Cuando pensamos así ¿sólo malpensamos? Podemos darle la vuelta al razonamiento, intentemos analizar aquellas cuantiosas apropiaciones ASUMIBLES por sus buenos resultados o valoraciones. No consigo identificar NINGUNA de forma nítida. Hasta las basadas en santidades, buenas obras, cualidades, etc., no tienen directrices de acopio; en su aplicación debiera predominar el gran componente centrífugo para conectar con los demás. Insisto en preguntarme, ¿Son raras estas actitudes? ¿Estamos hablando únicamente de algún famoso? ¿Resulta exagerado plantear estas cuestiones? Pienso por el contrario que el MUESTRARIO de acaparaciones es amplio y variadísimo. Y tiene más vicio el asunto porque esos comportamientos se disimulan de mil formas. Podemos repasar algunos ejemplos, si bien otros pudieran solicitar el puesto. Las acaparaciones MERCANTILES ostentan una posición muy eminente. Tanto hablar de los mercados o mejor mercadeos, rendimientos e índices económicos, pero no suele ampliarse el horizonte de la mirada mucho más allá. El olvido de las personas hace que suenen a exageración los beneficios bancarios, la usura en alguna empresas, la constitución de pseudoinstituciones con el fin primordial de amontonar. Digamos que puede existir un umbral, superado con creces en demasiadas ocasiones. Menos patentes son los abusos de GRUPOS de OPINIÓN -editoriales, televisiones o similares-. Lo más visible es el matraqueo diario de sus pretensiones con ínfulas de grandes ideas; pero tanto o todavía más eficaces son los SILENCIOS, destierran ideas o personas con refinados comportamientos irónicos y manipuladores. ¿Qué me dicen de la gama POLÍTICA? ¿Dónde se reparte hacia las gentes? ¿Dónde se cuenta con las gentes de a pie? ¡Cómo! ¡A por todas! y caiga quien caiga. Si no acaparan más será por incapacidad o por las trabas que encuentran en sus ambiciones. Sin duda que frecuentemente contribuyen a convertir la democracia en una de las llamadas instituciones suicidas. Sus promociones se tratan de imponer, más que de compartir o hacerlas receptivas. Otro ambiente propicio es el de las JERARQUÍAS de todo tipo. Tampoco descubro muchas que promuevan la consideración efectiva de todos los componentes de su agrupación, como números sí, pero participantes ?? De boquilla afirman esa participación; otra cosa se aprecia al acercarnos, surge el tufo impresionante a eso de, si no estas conforme...lo dijo Blás...o como quieran, por decirlo de forma suave. Los comportamientos con estas características pueden abarcar muchas otros matices de la vida, desde los más personales hasta los colectivos, pasando por todos los entramados mixtos. Siempre dominando la fuerza centrípeta para sí mismo. Me han llamado más la atención los 4 citados, ni son todos y a lo peor, ni los de mayor perversidad. Estos y otros intentos de monopolizar diferentes compartimentos sociales y personales tienen un AGRAVANTE PERNICIOSO. No se conforman con sus logros particulares, los de cada sector mencionado. Son multidisciplinares ampliando sus redes de forma notable. Sus posibilidades rozan la omnipotencia. La COALICIÓN entre esos sectores resulta terrorífica. Piensen en una agrupación de Opinión - Mercantiles - Grupos jerarquizados - Política. Su capacidad potencial puede conseguir los más insospechados objetivos. A ellos se les pueden unir educación, servicios y otros sectores; se trata de una coalición futurible y probablemente me convezan con facilidad de su existencia actual. Auténticas mafias o grupos de presión. También es cierto que no somos muy tenaces a la hora de buscar la nivelación. Como personas individuales no hacemos valer nuestras prerrogativas con la suficiente fuerza. Quizá nos va la marcha del ACAPARADOR. Muchas veces hasta contribuimos indirectamente a dar un mayor realce a este tipo de conductas. Los monopolios no han desaparecido, constituyen una AMENAZA PERMANENTE.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris