Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

El ser y la piedra

Jesús Nieto Jurado

viernes, 29 de abril de 2005, 21:48 h (CET)
Miente cual bellaco quien asevera que el periodismo carece de la sublime capacidad lírica de conmover, quien niega al periodista la capacidad de emocionar, pues puedo asegurarle que hasta las fibras más profundas de mi alma de observador semanal de la actualidad, llegaron a conmoverse no ha mucho, apenas unos meses antes de esta calma tensa que se respira en oriente Medio arribara a Tierra Santa, cuando se vivía en los territorios ocupados la más trágica violación a los derechos humanos desde que Ariel Sharon se paseó desafiante por la explanada de las Mezquitas.

El breve internacional al que atribuía en el párrafo anterior la emotividad lírica, apenas aparecía como complemento a una foto trágica en la que dos cadáveres palestinos se descomponían bajo el sol de Palestina, siendo observados por dos soldados judíos, que como marines norteamericanos en Vietnam, mascaban chicle, ajenos al trágico escenario que les presentaba como antagonistas de un conflicto del que víctimas y verdugos se observan cada mañana, bajo la sempiterna mirada de un muro de hormigón.

La noticia hacía mención al asesinato por tropas israelíes de un joven de diez años que había sido abatido por las huestes de Yahveh cuando cazaba pájaros en los pedregales palestinos, quizá como juego infantil, o como forma de alimentar a una familia que supuse destrozada y mermada por una guerra terrible, mutilada por la sinrazón de un ultra ortodoxo que desde lujosos palacios de Tel Aviv o Jerusalén, en nombre de Dios, y con el beneplácito del tejano loco de La Casa Blanca , jugaba a la guerra tecnológica contra indefensos musulmanes, resguardados en el abrigo ideológico del fanatismo islámico.

Imagino el entierro multitudinario de aquel chico que no es más que un número indefinido en la lista de bajas palestinas, rodeado de vecinos y amigos con los que ataviado seguro con las camisetas de equipos españoles, disfrutaba del fútbol, mientras el cielo de tierra santa era recorrido continuamente por cazas israelíes, y el muro de Sharon servía como improvisada portería de un juego de niños.

Noticias relacionadas

¿Es Francisco rehén del establishment vaticano?

Geopolítica de su Pontificado

Cualquier motivo sirve para el griterío

Algo marcha mal en una sociedad cuando se ve normal el vandalismo en que suelen convertirse las manifestaciones

Idea del tiempo

Bergson es uno de los grandes filósofos al que se le concedió el Nobel en 1928

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XL)

No tengo demasiado claro que en esta tierra sea una buena decisión proponer como modelo de santidad a un perturbado mental

Sánchez: recaudar para dilapidar. Cataluña: más dinero para el independentismo

Pronto han quedado evidenciadas las intenciones de Sánchez para sangrar a los españoles a impuestos y para mantener el apoyo de los independentistas a su gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris