Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

La evolución hacia atras

Juan Antonio Hurtado

viernes, 29 de abril de 2005, 21:48 h (CET)
A finales de octubre pasado, Mike Morwood y Peter Brown daban a conocer al mundo la existencia de una nueva especie humana: "Homo floresiensis" u Hombre de Flores (la isla Indonesia donde se lo descubrió), apodado "Hobbit" en alusión a su corta estatura. La noticia causó gran admiración en el campo de la paleontología humana y fue catalogada por la revista "Science" como el descubrimiento del año. Se trataba de un homínido con poco más de un metro de altura y un cerebro asombrosamente pequeño (entonces se le calculaba un volumen endocraneal de 380 cm3, similar al de un chimpancé) aunque el nuevo volumen que se le asigna ahora al cerebro es de 417 cm3. Se le atribuía la fabricación de herramientas del tipo musteriense (el mismo que habían utilizado los neandertales y los "sapiens" de hace más de 50.000 años). Según Morwood y Brown, debía de descender de "H. Erectus" y haber evolucionado hacia su peculiar morfología debido al aislamiento geográfico, hasta extinguirse hace unos 18.000 años.

Aunque la capacidad craneal del Hombre de Flores es inferior al Australopitecus, el cual tenia 650 cm3, se investiga que el Hombre de Flores utilizara toa la capacidad del cerebro, podían comunicarse mediante algún lenguaje. El único medio para llegar a la isla es mediante mar, esto quiere decir que desarrollaron una forma de llegar, también se ha descubierto algún esqueleto de algún Hombre de Flores de edad avanzada, en el que se daban indicios de que fue alimentado durante 2 años por sus congeneres. El Hombre de Flores apenas medía 1 metro de estatura, algunas especies en esa isla eran de aspecto diminuto, había elefantes enanos. Todo esto ocurrió apenas hace 18.000 años, como quien dice, hace dos días, en una pequeña isla perdida de la vista humana existía un homínido diferente conviviendo con nosotros aunque sin conocimiento el uno del otro.

Con este descubrimiento de reafirma la teoría de Charles Darwin, en la cual exponía, que los mas aptos y los que mejor se adaptan al medio ambiente son los que sobreviven. Podemos comprobar como si de un experimento se tratase, de que si formamos un hábitat diferente al actual en un espacio determinado, los seres vivos que viven en él durante un espacio de tiempo varían con respecto a los comunes, es por esto que en estas islas como en muchas otras podemos encontrar especies de pájaros únicas.

Con mi humilde opinión me gustara decir que la diferencia entre Occidente y América no es solo cuestión de nacionalidades, sino de diferentes tipos de homínido, sin menospreciar a nadie, considero que los occidentales somos diferentes de los indígenas americanos, a excepción de Estados Unidos y Canadá, podemos diferenciar entre los demás países americanos las diferencias raciales, si comparamos la estatura, forma del cráneo y demás aspectos entre las civilizaciones precolombinas y occidente, podemos darnos cuenta de que somos, que somos una variación del Homo Sapiens Sapiens.

El problema es que creemos que la palabra evolución es lineal y siempre mejorando lo anterior, pensamos que con el avance tecnológico y social estamos avanzando, y si, avanzamos en el tiempo, pero los diferentes caminos de la ciencia pueden avanzar por derroteros diferentes a los estipulados socialmente. Tan solo avanzamos hacia la destrucción del planeta, y entonces es cuando ya no podamos avanzar mas en el tiempo

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris