Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   ACTUALIDAD   -   Sección:   Opinión

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 17 de agosto de 2017, 09:00 h (CET)
Faltan pocas semanas para el 1-O, la fecha señalada para que los ciudadanos de Catalunya puedan expresar libremente cómo quieren que sea su futuro, y en estos últimos días el Gobierno de Mariano Rajoy, junto con su coro de palmeros, ha incrementado la lucha, por tierra, mar y aire, contra el deseo de una mayoría de catalanes de acudir a las urnas y votar SI o NO según sus deseos. A los informes policiales falsos filtrados por el Ministerio del Interior a su prensa afín, a la “Operación Catalunya”, magníficamente explicada en un documental que ninguna televisión española ha tenido el valor de emitir, las presiones del Gobierno del PP y del IBEX 35 acallan las voces de quienes tenían que informar, y después de que el anterior Ministro del Interior, miembro del Opus Dei, junto con el Fiscal Anticorrupción de Catalunya se ufanara de haber desecho la sanidad catalana, ahora llega el caso “Machado” y el desmadre consentido durante semanas en el aeropuerto del Prat.

Ambos temas están todavía calentitos, como recién salidos del horno aunque en este caso el horno está situado en las cloacas de un Gobierno campeón en la Olimpiada de la Corrupción, el del Partido Popular, otra vez calentando los cómodos escaños del banco azul del Parlamento gracias a C’s, su sosias vestido de naranja, y, también, y hay que decirlo, al PSOE del que no podemos esperar nada de nada. Hoy mismo Adriana Lastra, número dos del partido, ha dicho “es hora que los demócratas pasen por delante a los independentistas”, toda una lección de cómo son algunos demócratas en el PSOE, una vez más de rodillas ante el PP.

Un informe externo para ser utilizado como elemento de trabajo sobre el nomenclátor de Sabadell y en el que, desafortunadamente, su autor calificaba de franquistas a Machado y otros próceres de la cultura española ha sido la espoleta que ha avivado la llama del anticatalanismo. Inmediatamente la prensa afín, amiga y agradecida al poder se ha llenado de titulares contra los catalanes, todo ello sin contrastar la noticia, es igual, mientras sea contra Catalunya todo vale, incluso la mentira. Inmediatamente el alcalde de Sabadell ha comunicado que “Machado se queda”. Pero el mal ya estaba hecho, esa misma prensa ha callado o ha publicado la frase del alcalde en un rincón de cualquier página. Lo malo es que, en toda España, estos titulares han encendido las redes sociales y se ha desatado una defensa de Antonio Machado, nadie se ha preocupado de hacer notar que des del Ayuntamiento de Sabadell su propio alcalde afirmaba que nadie iba a quietar el nombre de la calle Antonio Machado. Pobre poeta, muerto de tristeza en Cotlliure mientras escapaba de los antecesores de muchos políticos del PP, pobre poeta olvidado en Cotlliure i del que ningún gobierno, ni socialista ni popular, se ha acordado para reintegrar su cuerpo a España, una de ellas le heló el corazón, y por desgracia todavía sus representantes están al mando de la nave, aunque sea para hundirla.

El tema del Prat es, simplemente, una muestra de la desidia de los políticos del Partido Popular que, desde los tiempos de Aznar, han ido vendiendo el patrimonio del Estado al mejor postor, casi siempre un buen “amiguete”. Privatizar AENA ya fue un gran error, se dejó un tema tan importante como es la seguridad en los vuelos en manos de empresas privadas, también de “amiguetes”, que pagan lo menos posible a sus empleados. Hay que recordar que el 51 % de las acciones de AENA son del Estado, y que la empresa, gracias a la privatización, el pasado año tuvo unos beneficios de más de 1.500 millones de euros. Los trabajadores de EULEN, como cualquier otro, tienen todo el derecho legal a acudir a la huelga para defender sus reivindicaciones y más si, como en este caso, se consideran perjudicados frente a otros aeropuertos como el de Barajas, ahora Adolfo Suarez. La concesión del aeropuerto de Madrid la tiene la empresa PROSEGUR y AENA les abona 0,46 euros por pasajero mientras que en Barcelona a EULEN AENA le abona 0,26 euros por pasajero. Por tanto en Madrid pueden pagar a sus empleados mejor que en Barcelona y esto también es una decisión política tomada por el mayor accionista de AENA, recuerden que es el Estado, una decisión que, naturalmente, si se producen huelgas perjudica a Barcelona.

AENA y el Ministerio de Fomento han tardado quince días en presentarse en Barcelona para intentar solucionar un conflicto que habían dejado pudrirse, mientras ellos no venían la Generalitat mediaba, es lo único que podía hacer al no tener competencias sobre el aeropuerto, entre trabajadores y empresa, se consensuó un documento que fue votado desfavorablemente por los trabajadores y por tanto, con alegría de algunos, la Guardia Civil ha acudido a las instalaciones del Prat para hacerse cargo de los controles de seguridad, esos en los que te has de despojar hasta del cinturón. Ahora, mientras escribo, el Consejo de Ministros está reunido para buscar la solución mediante un laudo redactado por un mediador, una figura jurídica de 1977 y que, me temo, no solucionará nada a no ser que se llegue al meollo de la cuestión, que, simplemente, es pagar salarios dignos a quien trabaja.

Pero también en esta ocasión la prensa afín: El Mundo, La Razón, ABC, El Español, y ahora también El País, vamos lo que se conoce como “la Brunete Mediática” loan al PP y la Guardia Civil afirmando que gracias al Ministro de Fomento y los hombres del tricornio, ahora con boina, se ha restablecido la normalidad en el Prat mientras que la Generalitat ha sido incapaz de hacerlo. Callan, como meretrices por rastrojo, que la Generalitat no tiene competencias sobre el aeropuerto del Prat, por tanto poco podía hacer. Zapatero, hace diez años, prometió a los empresarios catalanes que el Govern de la Generalitat tendría una mayor presencia en la administración del aeropuerto. Pero de lo prometido nada, también dijo “apoyaré el Estatuto que salga de Catalunya” y luego su conmilitón Alfonso Guerra se pavoneaba presumiendo de haberlo “cepillado”. Y una vez más la desinformación ha servido para mostrar ante España una cara que no es la verdadera cara de Catalunya, y la desinformación en España es mayúscula, todavía muchos no se han enterado que, simplemente, lo que queremos es que nos dejen votar en paz.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris