Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

España

Etiquetas:   Nuevo Gobierno   -   Sección:   España

Rajoy pedirá consensos y ofrecerá diálogo para salir de la crisis

El PP sólo espera sumar el voto de UPN a la investidura de Rajoy
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
lunes, 19 de diciembre de 2011, 08:23 h (CET)
El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, pedirá ayuda en el debate de investidura a todos los grupos parlamentarios para sacar adelante las reformas que, en su opinión, España necesita, y ofrecerá diálogo para alcanzar consensos que unan a todo el arco parlamentario contra la crisis económica.

Fuentes próximas a Rajoy explicaron a Servimedia que el líder de los populares y aspirante a la Presidencia del Gobierno ha pasado enclaustrado casi toda la semana pasada con el fin de dar forma al discurso de la sesión de investidura, que se celebra hoy y mañana en el Congreso de los Diputados.

Salvo imprevisto, Rajoy saldrá investido el martes como nuevo presidente del Gobierno gracias al voto de los 186 diputados conseguidos por PP y UPN en las elecciones generales del 20 de noviembre. Los populares no esperan más apoyos, aunque confían en que varias formaciones apuesten por la abstención.

Rajoy apenas ha salido de su despacho en toda la semana, salvo el jueves para entrevistarse con el rey Juan Carlos dentro de su proceso de consultas a los partidos con representación parlamentaria y el viernes para reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero en el palacio de La Moncloa para cerrar el traspaso de poderes.

Durante el fin de semana Rajoy ha dado los últimos retoques al discurso, en el que expondrá sus cuatro prioridades políticas: reducir el déficit de las administraciones públicas, emprender un conjunto de reformas para facilitar la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo, culminar la reestructuración del sistema financiero con el fin de recuperar la solidez de las entidades financieras y que vuelva a fluir el crédito, y volcarse en Europa para que España vuelva a tener el prestigio internacional de otros tiempos.

Rajoy reiterará su compromiso absoluto con el déficit del Estado exigido por la Unión Europea, que en 2011 debería acabar en el 6% y en 2012 no puede pasar del 4,4%. El próximo presidente del Gobierno es consciente de que España debe cumplir por encima de todo este principio.

Por ello, anunciará que la primera ley que aprobará su Consejo de Ministros será el reglamento que desarrolle el principio de estabilidad presupuestaria introducido en la Constitución el pasado mes de septiembre. Para ello, abrirá una vía de diálogo con el PSOE para consensuar el texto que defina la letra pequeña del cumplimiento del déficit para todas las administraciones.

En particular, Rajoy confirmará su intención de establecer sanciones para los cargos públicos que incumplan el principio de estabilidad presupuestaria. Para ello, pretende instaurar como principio inquebrantable que ninguna administración gaste más de lo que ingresa.

Reforma Laboral
Junto al cumplimiento del déficit, Rajoy remarcará la necesidad de aprobar una amplia reforma laboral, mucho más profunda que la consensuada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el mes de enero con los principales sindicatos y la patronal.

Rajoy pretende acabar con el absentismo laboral en las empresas, con el problema de la dualidad de contratación (entre temporales y fijos), reducir al máximo los tipos de contrato, potenciar la formación de los trabajadores para ganar en competitividad, modificar el sistema de cotizaciones sociales y facilitar la incorporación de los jóvenes al mercado laboral con el fin de reducir la tasa del 40% de paro juvenil, entre otras cosas.

El líder del PP pretende aprobar la reforma laboral en el mes de enero, para lo que tras ganar las elecciones se reunió con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente.

A los tres les urgió a ponerse de acuerdo durante las fiestas navideñas. Si no lo hacen, Rajoy subrayará en el debate de investidura que el nuevo Gobierno aprobará unilateralmente una reforma laboral en el mes de enero para que la nueva legislación entre en vigor cuanto antes y pueda ayudar a crear empleo.

En este punto, Rajoy también hará un guiño al conjunto de fuerzas parlamentarias para que planteen mejoras y se sumen al acuerdo de la reforma laboral.

Educación y Agricultura
Rajoy también dará a conocer en el debate de investidura la estructura del futuro Gobierno, en el que recuperará la existencia de un Ministerio de Agricultura con entidad propia que defienda los intereses del campo español en Bruselas.

El líder del PP concede máxima trascendencia a la negociación de la Política Agraria Común (PAC) que debe renegociarse en los próximos meses, por lo que nombrará un ministro encargado en exclusiva a este asunto.

La recuperación del Ministerio de Agricultura será la gran novedad de la estructura del próximo Gobierno, junto a la reducción de departamentos. Su propósito es que haya menos ministerios para que hagan falta menos altos cargos y recortar así el gasto corriente de la Administración General del Estado.

Dentro del PP se da por hecha la supresión de los ministerios de Cultura e Innovación, que pasarían a integrarse dentro de otras áreas, como Educación o Industria, siguiendo la línea que ya aplicó José María Aznar en 1996.

Rajoy también incidirá en el importantísimo papel que otorga a la educación en España para mejorar la formación laboral de los futuros trabajadores, mejorar la competitividad económica del país y reducir los cinco millones de parados.

Su discurso planteará una reforma del sistema educativo para recuperar valores tradicionales como el esfuerzo, la autoridad y el respeto al profesor. El plan del PP pasa por mejorar la Ley Orgánica de Educación, la Formación Profesional y la legislación de universidades para mejorar el conjunto del sistema.

Finalmente, Rajoy pondrá especial énfasis en la necesidad de desarrollar un papel activo en la política exterior de España para recuperar el prestigio que tuvo en otra época. La prioridad internacional de Rajoy será la Unión Europea, pero no olvida la influencia en Iberoamérica y el protagonismo cada vez mayor de países emergentes como China.
Noticias relacionadas

Contramanifestarse puede acarrear un delito de 3 años de prisión

Las nuevas tecnologías permiten un poder de convocatoria de manera casi inmediata, y hacen proliferar manifestaciones espontáneas

Operación Chamartín (XLI)

Dos transparencias poco claras

Los Chefs españoles se movilizan para luchar contra la Pesca Eléctrica

Vuelven a alzar su voz tras movilizarse el pasado mes de enero

La brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en 12.000 euros brutos anuales para los profesionales médicos

Los datos forman parte de las conclusiones presentadas en el ‘Informe de salarios médicos en España’

VOX arrasa en las redes sociales

Los asistentes al evento virtual de Vistalegre en las redes sociales fueron muchos más
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris