Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde el sur   -   Sección:  

Pensemos en andaluz, dejémonos de pollos

Alfonso Sotelo
Redacción
miércoles, 27 de abril de 2005, 00:11 h (CET)
Parecía totalmente un capítulo del Cuéntame. Y allí estaba yo, sin Imanol Arias ni la gran María Galiana cerca, pero rodeado de banderolas con el pollo, de gritos antidemocráticos y casi fascistas y lamentándome de tener una sociedad andaluza (a la que, por otro lado, defenderé hasta que la pálida dama llame a mi puerta) tan inculta, tan fácil de dominar, tan falta de coherencia política y, lo que es más grave, histórica. Por si no lo he dicho, estaba en estadio del Real Betis presenciando el Betis-Athletic de Copa, aunque en este caso el lugar es lo de menos, la inconsciencia política y la falta de valores post-franquistas siguen muy vigentes, lamentablemente, en mi Andalucía. Y siempre hemos sido de izquierdas, según las urnas, pero la Andalucía del caciquismo sigue muy presente en nuestra sociedad.

Eso de los cánticos fascistas cuando el Athletic o la Real Sociedad visitan cualquier campo de nuestra geografía (obviando, claro está, a sus vecinos de Pamplona) roza lo dantesco, lo ridículo y pasa, con bastante solvencia, la raya que delimita lo absurdo con lo razonable. Nunca he entendido que en ciertos estadios de nuestro fútbol, cuando un equipo vasco rinde visita, los aficionados locales muestren banderas españolas, sobre todo franquistas y de esas del toro de Osborne que de tan mal humor me pone. Casi ninguna es democrática para más inri. No tenemos que llegar a lo extremista de prohibir los símbolos franquistas como Alemania hizo con los nazis, pero una sanción nunca estaría de más en estos casos, y más sabiendo de sobra (porque todos los sabemos) qué equipos son los que consienten estos actos y estos símbolos.

Yo, y creo que lo he dejado bastante claro en este espacio varias veces, siempre defenderé cualquier tipo de nacionalismo, exceptuando el de la Mágnum parabellum y los que los ayudan de un modo u otro, y eso me hace tener una visión algo menos imparcial del asunto, pero eso no quita que los hechos objetivos están claros: no todo vasco es de la ETA, no todo nacionalista va armado por la calle y, lo que considero en el caso andaluz más grave, antes de una bandera de España habría que tener una andaluza. La situación actual de mi tierra no es la más próspera de su historia. El luchar por lo nuestro tenía que ser nuestro lema en bandera e ir con él hasta que se supere. Puede ser egoísta, pero es mi modo de pensar.

El partido, por cierto, era lo único que no parecía del Cuéntame. Números absurdos (¿cómo puede jugar un futbolista de titular con el 32?), más pelotazos que juego y más expectación mediática que otra cosa. En esto sí que soy tela de conservador. Yo soy de los de una alineación de uno al once, con el nueve de punta, el dos de lateral derecho y el tres por la izquierda. De los del carril de ocho y el trece para el portero suplente. El resto son ganas de mediatizar todo y de manipular todo. Y para eso ya está Canal Sur.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris