Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El batiburrillo   -   Sección:   Opinión

Revindico

Vicente Luís Mulero
Redacción
lunes, 25 de abril de 2005, 22:30 h (CET)
Sufrir movilidad reducida, no es ningún chollo, siempre tienes que demostrar que no eres estorbo, has de esforzarte mas que los demás para conseguir lo mismo.

Has de soportar comentarios no siempre positivos, miradas de extrañeza e incluso preguntas entupidas.

Tener movilidad reducida para muchos es sinónimo de excesivos prejuicios y eso si tienes que poner buena cara aunque que te traten a patadas, porque sino dicen que eres un resentido, antisocial o un amargado.
Es doloroso sentirse discriminado por padecer una minusvalía física que uno no ha elegido y que no tiene mas remedio que sobrellevar dignamente, aunque la rabia se le coma por dentro y se sienta injustamente tratado.
Tener que oír frases de cáliz de “Usted se pasara media vida de baja si lo contrato”.

“Tiene usted muy difícil carácter”, normal cuando la vida es una carrera de obstáculos y todo son “facilidades”.

En el ámbito personal también se oyen majaderías del tipo “No estoy preparada para salir con alguien así”, ni que para salir hubiera que hacer una carrera.

Eso da una alegría parece ser que aquí solo cuenta el físico, la imagen y cosas superficiales.

Va a resultar que uno tiene que pedir perdón por existir y por querer ser una persona lo más integrada posible y que lo único que busca es un hueco en el mundo...

No me da la gana sentirme culpable por algo que no elegí y que no me ha dado mas que disgustos.

Se que es sentirse discriminado pues hay muchas barreras mentales aunque estemos en 2005 pero eso si a nadie importa.
¡Viva los prejuicios!
Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris