Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Hasta que salga la normativa sobre 'el tabaco'

Arsenio R. del Castillo
Redacción
domingo, 24 de abril de 2005, 06:17 h (CET)
Regresamos a comer casa porque en mi casa sí hay normativa, se come sin olor a humo de tabaco.

Unos conocidos tienen un restaurante y esta mañana me encontré con la mujer, que como buena comerciante me dijo: No os vemos por allí.. ¿Dónde os metéis? (El allí, naturalmente, quiso decirnos el restaurante). Podía decir que estoy a régimen, mencionar el colesterol, etc. Pero opté por decir la verdad: Es que estoy cansado – dije- de ir a comer a los restaurantes a las 12:30 o 13:00, antes que lleguen los fumetas y me obliguen a salir sin tomar el postre por no estar facultado para separar el olor y sabor de la comida del humo de tabaco y aromas de colillas. Su contestación fue: Hasta que no salga la normativa no podemos hacer nada…

Pues muy bien, el 70% de los clientes no adictos a la nicotina no son considerados como tales. El gremio de la restauración, a regañadientes, ha tomado ridículas medidas para atender a los clientes no fumetas. A su personal, que lo parta un rayo, si llega a tiempo y no le ha reventado los pulmones el tabaco de los “clientes preferentes”, porque para eso son camareros y según el Anteproyecto de Ley, ciudadanos de segunda clase. Yo paso mal rato viendo a ese trabajador ganándose la vida a costa de sus pulmones.

Pues yo contesté de la misma forma: “Hasta que salga la normativa y veamos los restaurantes que queden tipo Treblinka, yo no piso los restaurantes” Porque si un restaurador se escuda, sin vista comercial, tras “esperando la normativa” -aunque ya exista clara y tajante en varias CC.AA.- no puede incomodarle que el “cliente olvidado” no dispuesto a visitar su mini-Treblinka., también “espere la normativa” De forma que, “Esperando la normativa…”

No les animo, a pesar que no nos tienen en cuenta, a “esperar la normativa” y comer lo más posible en lugares donde nos respetan o en casa. Confieso que me he acostumbrado a obsequiar a mis amigos con comidas y cenas en casa y como ellos saben que tampoco les acompañamos a restaurantes, a su vez nos invitan a todos en sus respectivas casas. Vamos, un negocio redondo para la hostelería, somos unas 8 personas que además tienen hijos y nietos, que no molestamos ni ponemos en un apuro a los propietarios de restaurantes exigiéndoles zonas libres de humo de tabaco. No molestamos para nada, no deseamos incordiar exigiendo que sus locales huelan a comida y no a tabaco y colillas, claro que tampoco ocupamos sus mesas… ¡Y lo barato que sale comer en casa…! Por añadidura, no tienes que enviar las ropas a la tintorería para quitarlas el mal olor a humo de tabaco, todo es ahorro.

____________________

Arsenio R. del Castillo es director de la plataforma por los derechos del fumador pasivo, Pesilencias.org

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris