Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Euskoelecciones: 'Ibarretxearioak'

Mariano Estrada
Redacción
sábado, 23 de abril de 2005, 04:13 h (CET)
Señor Ibarretxe: su órdago a la grande ha resultado ser un farol, una de sus muchas bravuconadas. Hasta ahora, además de su propio iluminismo, a usted lo han mantenido en el poder las huestes inumerables que cobran de las arcas autonómicas, sea por vía laboral o subvencionada, y un trepa impresentable que tiene pinta de cura: Madrazo. Pero ya no le llega con lo que tiene. Necesita más. Además, su primo de Zumosol, por otro nombre Arzalluz, también ha perdido quilates, y ahora tiene usted al lado a un personaje tan gris que, más que el presidente de su partido, parece el presidente de una escalera. ¿Sabe a quién me refiero? Al Señor Imaz, por supuesto, que pudo ser Egibar, pero no fue ¿Cree usted que le sentará mal lo que he dicho? Lo peor de todo es que alguien le puede tentar desde el Partido Comunista de las Tierras Vascas, que es otra forma de decir Batasuna. Y quien dice Batasuna está diciendo ETA, que ha vuelto a meterse de lleno en el pesebre. Y lo ha hecho con capacidad decisoria. ¿No se siente usted atado y bien atado? Y si no se atreve a pactar con Batasuna ¿pactará usted con el PSOE? ¿Pero no estábamos en que el PSOE era lo mismo que el PP: o sea Aznar, Rajoy, María San Gil, Mayor Oreja? ¿Cómo, el PNV acercándose a la Constitución? ¿Con lo que ha llovido? No, antes muertos que constitucionalistas...

Resumiendo, si usted no fuera el mayor prebendador del País Vasco, su futuro político estaría en los entornos de Llodio ¿Quizás en la Concejalía de los barrios independientes? Mire, mire cómo se le han bajado las cejas... Ya no parece el Mefistófeles arrogante al que nos tenía acostumbrados en la legislatura anterior, sino el triste Vizcaíno del Quijote después de aquella soberana paliza.

Dice usted que la suya es una victoria agridulce. Pero añade que al tercer día, que es cuando resucitan los muertos, uno se da cuenta de que la sociedad le ha ratificado como líder. De la sociedad que cobra del erario, por supuesto, no de la otra, la que tiene que vivir vigilante y escoltada.

Mire usted, Señor Ibarretxe: lo que en realidad ha pasado es que le han cortado las alas, cuando lo que usted pretendía era un plebiscito para su Plan, que ahora se morirá de aburrimiento en un cajón de su mesita de noche. A usted le queda el consuelo de mirarlo de vez en cuando y de susurrarle al oído palabras de este tono: Hijo mío, pudiste ser y no fuiste, pero no hay duda de que serás. Muere un poco ahora, que un día no lejano yo te resucitaré para siempre. Entonces convocaré un referéndum intercontinental y Euskadi será al fin un estado asociado, aunque sea al Cantón de Cartagena...

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris