Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El camarote

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 18 de abril de 2005, 23:56 h (CET)
“La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados.” (Groucho Marx)

Estoy pensando en el camarote de los hermanos Marx, o sea, en esa solución imaginativa de menos de 30 metros cuadrados en dónde llegaron a caber del orden de 20 personas. No quiero pensar que dicha escena de la película de los genios del humor fuera la inspiración de la Ministra Trujillo antes de soltar en Barcelona su genial ocurrencia acerca de las soluciones habitacionales.

Como no podía ser de otra forma, he sido una malpensada, puesto que Trujillo ya se ha encargado de explicar que se está inspirando en el Chile de Salvador Allende. O dicho de otra forma: en la URSS del socialismo real. Vamos, que han tenido que pasar 30 años de feliz convivencia democrática en España, para que llegue la Ministra de cuota y nos endilgue soluciones habitacionales marxistas-totalitarias.

Realmente la juerga desatada en España a cuenta de las declaraciones ministeriales ha sido de escándalo. Pero lo grave es que la Ministra no pretendía hacer un chiste. Lo malo es que es capaz de estar convencida de las maravillas de su plan. La OCU calificó las soluciones imaginativas de Trujillo como “viviendas-madrigueras”. La Generalitat (justo los más indicados para hablar, como siempre) tildó la medida de franquista. El PP calificó la ocurrencia de “bochornosa”.

Y yo me pregunto ¿qué opinan ahora los jovencitos progres que esperaban contar gratis con un PC y una vivienda? Si lo de la vivienda se ha convertido en 25 metros con baño, cocina, lavadero y pasillos compartidos, que se vayan preparando para los ordenadores. Con suerte les toca el cable de un ratón.

En realidad esta propuesta de Trujillo es un reconocimiento implícito de la incapacidad del Gobierno para adoptar medidas efectivas que rebajen el precio del suelo. En lugar de liberalizar el suelo, que supone más del 40% del precio de la vivienda, siguen anclados en tesis socialistas de los años 30, que suponen aumentar la intervención pública sobre el suelo. Y venga a echar la culpa a la “especulación” (que no sé yo qué tiene de malo que Usted se compre una vivienda hoy esperando revenderla dentro de unos años y ganar con ello un dinerito), mientras se silencia la intervención de los Ayuntamientos en los precios del suelo.

Son los Ayuntamientos los que liberan el suelo que les apetece –con la consiguiente corrupción que de ello se deriva, recalificaciones que se llaman- y de ahí gran parte de lo elevado de los precios. El urbanismo es la forma de enriquecer al Ayuntamiento de turno para que luego dedique las ganancias a cualquier chorrada que se le ocurra. Que se lo digan a los vecinos de San Sebastián de los Reyes o Alcobendas (Madrid), ambos con alcaldes socialistas que están aplicando el capitalismo más feroz en sus municipios y levantando viviendas cual setas en época de lluvias.

Y luego tenemos además lo del supuesto 3% de Cataluña y el presunto 5% de Extremadura. Normal. ¿O es que el 3% y el 5% no encarece el precio de la vivienda?

Además, ese Ministerio de la Vivienda –inexistente en España desde la Dictadura- es una filfa, puesto que carece de competencias. Las competencias están transferidas a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos. Con lo cual volvemos a lo anteriormente mencionado.

Pues ya ha pasado un año y Trujillo, aparte de declaraciones a cada cual más infantil, no ha hecho nada de nada.

Pero hoy quiero pensar bien. Por eso estoy ya casi convencida de que Trujillo es la ministra del Gobierno de ZP que más se preocupa de los ciudadanos. Ha debido de enterarse de las cifras de destrucción de empleo en España que maneja Eurostat, así como de la subida de precios, de la caída de inversiones extranjeras y esas cosas. Está muy, muy preocupada por la avalancha de exiliados políticos que van a venir próximamente desde los países vecinos Euskalherría y Cataluña.

Encima oyó por ahí que los precios de la cesta de la compra se han disparado y que los colegios privados suben y suben de precio dado que cada vez va a haber menos concertados y más públicos. Y claro, los padres no quieren que sus hijos sean adoctrinados en la religión neoprogresista. Quieren que sus hijos tengan alguna posibilidad de supervivencia en el competitivo mundo laboral.

Además se preocupa y mucho por la avalancha de inmigrantes que gracias a Caldera y su provocado "efecto llamada" llegarán a España y que se encontrarán con que no encuentran trabajo. Y encima nadie se atreverá ya ni a tener en casa a una chica de la limpieza, no sea que ésta te denuncie al Ministro y te apliquen la misma detención que a los militantes del PP que salían en una foto junto a Bono.

Y ha debido de plantearse que estas viviendas de 25 metros cuadrados serán lo único que, a éste paso, podrán pagarse los españolitos. Pero como ella bien ha dicho, España no está preparada para entender sus propuestas. Y es que los españoles somos unos malpensados.

Sí, seguro que ha sido por eso. Felicidades ministra. Es usted una buena persona.

Noticias relacionadas

Cuidado con los que buscan pescar en aguas revueltas

Al socaire de la revolución independentista catalana, la izquierda extrema busca su propio golpe de Estado

La experiencia filosófica

Se entiende por experiencia un modo de conocimiento que se basa en la percepción

Sus adicciones irán con usted después de su muerte

Ningún ser humano sabe cuándo llegará su última hora

Los demonios son más listos que nosotros

Ellos juegan en los dos lados del tablero de nuestros enfrentamientos y consiguen su propósito: que nos odiemos.

Odio a lo español y niños como ‘escudos humanos’

Este que escribe cursó la semana pasada un escrito argumentado a la ONU y a UNICEF la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris