Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Relatos   Literatura  

Independència

Las perlas de Carla
Manuel del Pino
@ManueldelPino5
lunes, 24 de julio de 2017, 00:00 h (CET)
Me gusta Barcelona porque allí todo es europeo, educado y cívico. Son capaces de proclamar su independència y romper el país donde nací de la manera más educada, llenos de civismo, todo muy democrático, como colofón a diez años de interminable y dura crisis.

¿Y qué hay de mí? Porque aquí todos tiran para su causa, pero en el fondo soy yo, y millones de trabajadores de bien como yo, quien está pagando todo el procés, madrugando casi todos los días del año para ir a mi trabajito, y abonando muchos impuestos al mes que acaban costeando el procés, entre otros muchos disparates de este país. Pero de nosotras, los millones de trabajadores honrados de bien, nadie se acuerda.

Siempre me gustó Barcelona porque es abierta, emprendedora y tolerante. Siempre defiendo, cuando alguien dice que allí contestan en catalán sin ninguna consideración a los del sur, que eso no es así, que allí responden en castellano, en inglés o en francés según sea.

Pero esta vez me lo encuentro. Resulta que existe y es verdad. Aunque la mayoría contesta a mis preguntas en castellano, en pleno Passeig de Gràcia alguien me replica adrede en català. Todo con mucha educación y civismo, por supuesto. Él está en su país y habla en su idioma, a mí que no estoy en mi país, ni hablo en su idioma.

Bona sort amb el procés.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No ser conocida

Un poema de Aurora Peregrina Varela

‘Las guerras civiles españolas. Una historia comparada de la Primera Guerra Carlista y el conflicto de 1936-1939’ de Mark Lawrence

El método de la historia comparada es particularmente útil en las nuevas historiografías militares

LLoro tu nombre

Un poema de Esther Videgain

El poema celebra constantemente su existencia

Cuando tomábamos café será presentado en el enclave más importante de la novela: El café comercial

«Esa es la mejor enseñanza que podemos legar a los nuestros: hay que abrir los ojos, desperezarse, y luchar cada día por ver cumplidos los sueños»
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris