Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

14 de abril

Jesús Nieto Jurado

sábado, 16 de abril de 2005, 04:22 h (CET)
Algunos nostálgicos, y pocos ilusos conmemorábamos ayer jueves las setenta y cuatro primaveras de la instauración de la II República, el advenimiento a esta nación de espadones, sotanas y borbones del más ambicioso proyecto de modernización de un país que se asfixiaba bajo la negra sombra del clero y el caciquismo.

Setenta y cuatro años desde que un 14 de Abril, España se despertaba republicana, entre las miradas de muerte de los conservadores, y la amargura borbónica por el exilio. Tres cuartos de centuria que en su brevedad condicionada por el golpismo militar, transformaron las estructuras sociales, políticas y culturales de una nación que a partir de ese momento conservaría plena conciencia de la verdadera democracia, el conocimiento de un legado político inagotable que en estos tiempos de confrontación centro-periferia, bien servirían para desarrollar nuevas fórmulas políticas en la relación del Estado con las nacionalidades históricas, contraponiendo el diálogo a la ilegalización por principio de las formaciones vasquistas e izquierdistas, contrarias en sus postulados a las doctrinas ciertamente conservadoras de ciertas formaciones democráticas nacionales.

Hoy de todo aquél espíritu de progreso apenas queda algo, la amnesia impuesta por el régimen de progreso y bienestar ha ocultado en fosas criminales la herencia de la más perfecta forma de gobierno de nuestra historia, en esta coyuntura histórica y social en la que tan deficitario se está de proyectos democráticos, mientras desde el estado de derecho se condena por principio a las voces disonantes de las autonomías nacionalistas, y se recluye en zulos diminutos a la juventud de una nación condenada al fracaso por las profundas desigualdades que el régimen de un hemofílico contempla.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris