Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

Utopia republicana

Juan Antonio Hurtado
Redacción
sábado, 16 de abril de 2005, 04:22 h (CET)
Ayer fue el aniversario de la proclamación de la II Republica española constituida el 14 de Abril de 1931. Duro muy poco la alegría a la sociedad española, pero al menos la intensidad no era equiparable a la duración de tiempo de la Republica, pues fueron años intensos y de muchos cambios.

Alfonso XIII se exilió a Marsella y más tarde a Paris, huyendo de las elecciones ganadas por la coalición socialista-republicana. Un gobierno con una constitución donde se declaraba como un Estado laico sin religión predeterminada, un Estado que hizo la justicia que la Iglesia no supo enseñar, pues le fueron expropiadas bastantes hectáreas de terreno, Iglesia a la que se le robó el monopolio de la enseñanza publica, libertad de prensa, expresión, mujer con derecho a voto, construcción de escuelas para luchar contra el analfabetismo, reforma del ejercito, aprobación del divorcio y muchas mas características podríamos nombrar.

Avances que se formulaban en una España que podría haberse acercado mas al pensamiento y forma de vivir de los demás países europeos. Con esto quiero decir las cosas a mi parecer que eran buena en la época republicana, también hay que admitir que había cosas mal hechas, aunque prefiero no pensar mucho en ellas, pues al estudiar la época republicana española, tengo que sentir admiración por aquellos hombres que parecían buenos y mejores sin la menor duda de los que hoy gobiernan este país, tengo una gran admiración por las mentes que formaron ese pensamiento o sueño ideológico que millones de personas hoy día tienen, el poder pensar que hubo grandes hombres que propusieron grandes proyectos, que pretendieron hacer las cosas bien.

Hay muchas personas que hoy día piensan que la III Republica llegará, yo a veces me pregunto cuando y pienso que no es muy probable que eso ocurra, aunque tengo que reconocer que e s bonita la idea de pensar que pueda volver a ocurrir, que la demagogia y corrupción abandonen la política y podamos estar orgullosos de que unos determinados políticos gobiernen nuestro país, y digo nuestro por que es de todos, guste o no.

Los tiempos de lucha ya acabaron, ahora estamos demasiados adormecidos por los halagos de los poderosos y demasiados manipulados como para darnos cuenta de lo que ocurre. Las personas de la primavera de 1931 tenían un objetivo, tenían una meta, tenían esperanza, tenían valor, tenían ilusiones. ¿Qué sienten hoy día las personas con respecto a la política? No sienten el menor afecto hacia ella, ni la mínima fe en ella, no conocemos las consignas de los partidos políticos, ni a sus representantes. Me hubiera gustado conocer a algunos de aquellos hombres que dejaron un atisbo de esperanza para las generaciones venideras, de esta forma hoy día hay muchos jóvenes que saben que en España había hombres buenos que lucharon por cosas buenas para “todos” y no para unos pocos.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris