Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

Un ciego ante su fortuna

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
domingo, 22 de mayo de 2005, 17:41 h (CET)
¡Qué Feria de Abril! No paran de salir toros bravos, da gloria verlos. Cuatro de seis y el sexto cómo era... Todo un virtuoso del noble arte de embestir. Francisco Rivera Ordóñez logró cortar dos orejas tras recetarle una gran estocada, pero cómo fue la faena, ésa es la cuestión. Todos soñamos con triunfar en la vida, lograr el máximo reconocimiento por quienes nos odian y aprecian, encontrando a veces una fortuna que nunca parece llegar. Pues bien, Francisco Rivera Ordóñez tuvo la suerte de encontrase con su pequeña mina de oro ayer en la Maestranza, casi in extremis, en el último toro. Una fortuna en forma de toro bautizado con el precioso nombre de Virtuoso. Ése toro con el que todos los profesionales y aficionados nos ponemos de acuerdo por su bravura en el caballo y temple en la muleta.

El encastado Jandilla apretó en varas como no he visto a ningún toro en esta feria y eso pese a recibir un duro castigo del hermano de Espartaco para no levantarse en una semana. Galopó en banderillas y los subalternos se desmonteraron en honor a Virtuoso, máximo culpable de los saludos. Francisco coge la diestra y tras ocho derechazos sin continuidad, suena la música, otra vez en honor de Virtuoso y su incansable y bien humillar. Todo eran pistas el caballo, las banderillas, la música y nada que Francisco no lo vé, está ciego. Dos series con la diestra algo más ligadas y una multitud de naturales destemplados y despegados hacen irse a pique todas las esperanzas de quienes soñábamos un momento grandioso como éste para nuestro amigo. El presidente Fernández Rey colabora con el desmadre y se descuelga con la segunda oreja. A ver quién tiene hoy el valor de decir que el toro estuvo por debajo del torero, vamos sería también de ciegos aunque éstos nunca habrán visto tan cerca semejante fortuna. Rincón y Conde no lo vieron claro y atajaron por la calle de en medio.

FICHA TÉCNICA
Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla. Jueves 14 de abril de 2005. Décimo quinto festejo de abono. En tarde ventosa y con lleno en los tendidos, se lidiaron cinco toros de Jandilla y uno de Núñez del Cuvillo jugado en cuarto lugar. Desigualmente presentados y de gran juego en la muleta a excepción del quinto que resultó manso con nobleza. Primero bravo en el caballo y ahogado en la muleta; segundo noble pero parado; tercero bravo, encastado y repetidor y sexto excepcional, de consagración, bravo en el caballo y con calidad, clase y temple en la muleta. Fue premiado con la vuelta al ruedo

- César Rincón, de rioja y oro. Silencio y silencio con aviso.

- Javier Conde, de tabaco y oro. Pitos y bronca.

- Rivera Ordóñez, silencio y dos orejas.

Incidencias: en las cuadrillas saludaron en banderillas, en el segundo Peña y Arijo; en el quinto Oscar Reyes y sen el sexto Juan García y Joselito Gutiérrez.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris