Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

El regusto del temple

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
martes, 17 de mayo de 2005, 11:44 h (CET)
No hace falta saber de toros para paladear y regodearse en el regusto que deja el temple. El torero sevillano Eduardo Dávila Miura toreó, al excepcional cuarto, con ésa maestría y sentimiento del que les hablo.

Tras la devolución del inválido cinqueño de Montalvo saltó al ruedo un toro de nombre “Alicates”, ideal para el toreo del bueno. Eduardo no lo duda y pide cuidarlo en el caballo. Rápido pasan las chicuelinas del quite de 'El Fandi' y Eduardo ya cita bajo un solo de trompeta desde el centro del ruedo. Las series largas y templadas comienzan a brotar con el agua de una fuente. ¡Es el mejor y más templado Dávila Miura que he visto en mi vida! De izquierda a derecha y de derecha a izquierda Dávila muestra lo mejor de él, en tres series con la zurda y dos con la diestra maestras, sublimes, que incluso hasta pudieron ser más. Como era el sobrero, vaya bomba de embestir, los tendidos crujían exhaustos por la magia y el regusto del temple de Dávila Miura. Cuatro ayudados por alto, cartel de toros, anunciaron la llegada del triunfo grande. Desgraciadamente no fue del todo así, y una estocada casi entera y trasera arrebató a Dávila Miura, la otra oreja ganada a ley y embriagada ya como el toro, de ése su mejor temple macareno derramado ayer tarde en la Maestranza.

El Fandi, pese a estoquear bien sus toros y banderillear con decoro, se le fue el noble primero especialmente por su pitón izquierdo y corrigió defectos en el mediocre segundo a base de darle más distancia, temple y altura en los engaños. Al nuevo César Jiménez le sucedió algo por el estilo y si al primero le faltó temple, cadencia y ligazón en una faena que podría haber sido cortita pero buena, estuvo más templado y decidido con un toro inválido que cerró plaza.

FICHA TÉCNICA
Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Décimo primer festejo de abono. Domingo 10 de abril de 2005. Con tres cuartos largos de entrada en tarde fresca, se lidiaron cinco toros de Montalvo bien presentados, serios, cuesta arriba y de buen juego, salvo el primero que resultó peligroso. Un toro de Parladé corrido en cuarto lugar extraordinario con clase, bravura, recorrido y nobleza, fue ovacionado en el arrastre.

- Eduardo Dávila Miura, de azul purísima y oro, silencio y oreja

- David Fandila 'El Fandi', de rosa y oro. Vuelta y saludos desde el tercio

- César Jiménez, de rosa palo y oro. Silencio en ámbos.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris